Ovación

Caranta: "Quise renovar ahora, pero la dirigencia me dijo que no"

Caranta se mostró atravesado por la ingratitud de los dirigentes canallas, que decidieron esperar un tiempo más y evaluar su rendimiento en el semestre para extenderle el vínculo que vence en junio.

Martes 05 de Enero de 2016

Hasta el propio Eduardo Coudet se sorprendió. Incluso se los comentó en una llamada telefónica a los dirigentes. Es que ni por asomo esperaba que en el primer día de la vuelta a los trabajos saltara a la superficie el malestar que tiene Mauricio Caranta porque todavía la dirigencia no le renovó el contrato que se le vence en junio de este año. El arquero tampoco dejó espacio para otra interpretación de las cosas cuando ayer enfrentó a los periodistas en Arroyo Seco y se lo vio visiblemente atravesado por la ingratitud cuando le tocó responder sobre esta situación: "Que me dijeran los dirigentes que no me van a renovar ahora el contrato no me resulta indiferente", afirmó el uno canalla.

El ida y vuelta de las preguntas primero apuntó hacia las expectativas que le generaba arrancar un nuevo año futbolístico y demás obviedades que se dicen todo el tiempo cuando arranca una pretemporada. Pero cuando apareció en escena el tema de su futuro inmediato, Caranta no necesitó pisar el palito de la polémica ni entrar en conflictos con nadie. Aunque dijo mucho con los gestos y también con los silencios: "Hace tres semanas mi representante empezó a hablar con los dirigentes de Central para tratar de renovar, por lo menos, por seis meses más mi contrato. Pero la respuesta que se encontró de parte de los dirigentes fue que no, que mi continudad en el club está exclusivamente sujeta a mi rendimiento en el semestre. Fue la última respuesta de los dirigentes. Obviamente que esto no me resulta indiferente. Pero también creo que este no es el ámbito adecuado para que yo discuta lo que sentí en el momento que me dijeron lo que pensaban", contó Caranta, pero dando toda la impresión de que debió contener lo que le pasaba realmente.

Tampoco hay que tener un manual de estilo para adivinar que Caranta esperaba otra respuesta de la dirigencia. Sobre todo porque al que por ahora decidieron ponerle suspensivos para extender el vínculo no es un jugador cualquiera. Se trata nada menos que del arquero titular y uno de los baluartes en la gran campaña que cumplió el equipo en el torneo.

Por su parte, los dirigentes canallas también admitieron con punto y coma todo lo expresado ayer por el jugador, aunque dieron la explicación del caso. Eso sí, siempre dejaron claro que el ánimo de la comisión directiva es volver a sentarse a hablar con Luis Grillo (representante del jugador) en los próximos meses para retomar las tratativas. También una alta fuente dirigencial le confió a este diario por qué el club decidió renovarle por tres años al Melli Manuel García y patear para más adelante el arreglo con Caranta.

"Nosotros tenemos una gran valoración por Caranta como persona y jugador. Lo que buscó la dirigencia con la renovación del contrato por tres años más de Manuel García es preservar el patrimonio del club. Todos saben que el Melli quería jugar y nosotros no le podemos garantizar eso, pero renovándole el contrato por tres años le estamos dando una clara señal de que queremos que se quede en Central. El (por García) en algún punto estaba pendiente de lo que iba a pasar con Caranta. Por eso decidimos que si le vamos a renovar a Mauricio sea más adelante. Así creemos que García arranca el año en las mismas condiciones deportivas que Caranta, pero contractualmente hoy está un paso adelante. Entendemos la sensación de Caranta ante esta situación, pero la dirigencia siempre debe velar por cuidar el patrimonio de la institución y creemos que para este momento lo mejor era tener arreglado con García".

La voz dirigencial no hizo más que reforzar las palabras de Caranta cuando dijo: "La espera en la renovación de mi contrato es una decisión pura y exclusiva de los dirigentes. Lo único que me queda es entrenar y tener suerte. Seguir en Central ya no depende de mí. Lo que depende de mí es lo que haga adentro de la cancha. Siempre voy a estar agradecido a Central y a la gente porque me hicieron vivir uno de los momentos más importantes de mi carrera. A mí me dicen: Mauri hasta luego y es Mauri hasta luego. Me gustó que me hayan sido sinceros porque ya sé que en el futuro no me visualizan en el club. Tampoco voy a decir públicamente lo que pasa ahora que sé que no puedo seguir. Igual, no es muy diferente a lo que le puede pasar a alguien que está en mi situación", finalizó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario