Ovación

Cantera de deportistas de lujo

Centenario. Entre los socios estelares del Club Atlético Fisherton están la leona Lucha Aymar, César Luis Menotti, el nadador Claudio Plit y la tenista Nadia Podoroska.

Jueves 01 de Octubre de 2015

Cuando se fundó el Club Atlético Fisherton (CAF), al oeste de la ciudad, hacía poco más de un año que había comenzado la Primera Guerra Mundial. El censo nacional había registrado 222.592 habitantes en Rosario (entre ellos 95.170 extranjeros que en su mayoría vivían en conventillos), los barrios de la ciudad crecían a la vera de las vías y del río, y la empresa Refinería Argentina de Azúcar se transformaba en un ícono productivo por el que se comparaba a Rosario con Manchester o Chicago. En ese mapa lejano y cercano a la vez, el 23 de octubre de 1915 un grupo de jóvenes —algunos de origen inglés— abrió las puertas del popularmente conocido CAF, de Chassaing 1650, que este mes cumple cien años y celebra. “Tirará la casa por la ventana” tanto en lo deportivo como en lo social, para socios, vecinos y amigos.
Como previa de los festejos el CAF organizó para el 11 de octubre un maratón de 5 y 10 kilómetros por el barrio. Con largada y llegada en la sede de calle Chassaing. Los directivos aspiran a inscribir a unos mil corredores.

En la fecha misma del cumpleaños (el 23 de este mes) se hará una celebración íntima en el club y el 31 el CAF apuntará a la gala. Se realizará una cena show, en el Sindicato de los Plásticos (ver aparte), y se entregarán medallas doradas del centenario para socios ilustres, vitalicios y autoridades. ¿Qué tal?

Fútbol y criquet fueron las actividades que movilizaron a los primeros socios del CAF. Y dos décadas más tarde, en 1939, se inauguró la pileta: todo un ícono de recreación en el barrio cuando sólo había cinco natatorios en la ciudad. Desde esa época tiene como sello una “F” (de Fisherton) estampada en el fondo.

Pasó la centuria, se diversificaron y crecieron tanto las actividades deportivas como el caudal de socios (en 1938 eran 300; 1.500, en 1965 y hoy suman más de 3 mil entre la sede y el anexo de ocho hectáreas de Fisherton R). El CAF es prácticamente un pueblo.

Lucha y Menotti. El club se transformó en una usina y albergue de varias estrellas: la máxima es la leona Luciana Aymar (el CAF fue el primer club en bautizar a la cancha de hockey con su nombre, luego replicaron la acción el Jockey Club y el Mundialista de Rosario). Pero no con menos brillo “nacieron” allí el nadador de aguas abiertas Claudio Plit, los futbolistas Juan Yustrich (Boca) y Hernán Castellano (Central), la tenista Nadia Podoroska, el rugbier (actual asistente técnico de Los Pumas) Raúl “Aspirina” Pérez, el judoca Exequiel Rovira y César Luis Menotti, quien supo jugar allí básquet cuando era jovencito.

“Este es el único club de barrio de tenis de toda la zona: tenemos seis canchas, pero ahora además de esta disciplina y fútbol, hay hockey, básquet y vóley formativo y muchas más actividades como natación, artes marciales y gimnasia, en todas hay deportistas destacados y premiados”, aseguró el presidente Héctor Gallo, con 55 años de socio y dos a la cabeza de la dirigencia del CAF, el club identificado con los colores celeste y grana.

Anécdotas ilustres. La presidenta honoraria Miriam Pasquinelli también es una socia vitalicia que pasó su vida en el club y tiene varias anécdotas para contar, tras haber indagado en las páginas históricas de los libros de actas.

Aseguró, en diálogo con Ovación, que en 1949 se asoció César Luis Menotti porque vivía por el barrio. “Era alto y quería jugar al básquet: lo hizo acá”, dijo Pasquinelli, quien también reveló un peculiar debate de la comisión directiva en 1948.

En un acta quedó asentada la reunión de los dirigentes para discutir si suspendían o no a una socia. Se trataba de Magdalena Dams, conocida como Medy Dams, quien se había animado a usar un traje de baño de dos piezas en la pileta y se consideró el gesto como “amoral”.

Más actual es otra anécdota de Lucha Aymar. Vivía en el barrio e iba en verano a la pileta. Una vez llegó a sacar del agua a un nenito y evitó que se ahogara. Al episodio lo contó la propia Lucha en ESPN Studios, conducido por Alejandro Fantino. Y más. Muy pocos saben que la leona, hoy de 38 años, comenzó a jugar hockey a los 7 en el CAF. Pero antes de transformarse en la mejor jugadora del mundo de todos los tiempos practicó también danza, patín, natación, piano y tenis en ese club de barrio. Puro deporte en cada poro de su humanidad.

Para Sonia Delgado, una de las características actuales del club es que varias generaciones de una misma familia “vivieron” entre sus paredes.

“Pasé por sus puertas por primera vez a los 11 años, luego embarazada y ahora vengo con mis hijos. Este club es parte de mi historia, del barrio y de la ciudad”. Feliz cumpleaños, CAF.

Festejos y cena

Quienes quieran más datos de las actividades centenarias organizadas por el CAF y la cena show pueden escribir a domeneclaudio@hotmail.com. O llamar al club al 451-4948.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS