Ovación

Cabezas fue al choque

El debut del colombiano no pasó desapercibido. Fue demasiado vehemente en el primer tiempo y cumplió luego para aguantar el triunfo.

Domingo 04 de Febrero de 2018

Entre las atracciones de la tarde en el Gigante estaba el debut de Oscar Cabezas, el colombiano que llegó sobre el libro de pases como alternativa para la zaga central. Y los avatares de la vida hicieron que Leo Fernández tuviera que mandarlo rápidamente a la cancha (en La Plata no pudo jugar porque no le había llegado el transfer). ¿Qué ocurrió con el moreno? Sin dudas mostró credenciales. Porque su actuación dio que hablar. No pasó zozobras en la marca, pero en la mayoría de las jugadas expuso una vehemencia que ayer no le generó consecuencias pero que en el futuro puede ser víctima de ella.

La primera pelota la recibió al minuto de juego y prefirió girar y buscar la salida con Ledesma en lugar de revolearla hacia los delanteros. A partir de ese momento llegaron unas cuantas jugadas en las que su participación no pasó inadvertida. A los pocos minutos de ganar su primera pelota de arriba (10') llegó esa arremetida con una fuerza desmedida sobre Lucas Gamba. Lo atropelló por la espalda y el golpe fue tan fuerte que el delantero aguantó unos poquitos minutos más en cancha. Cerca de la medianoche se conoció el parte médico: fractura del séptimo arco costal con mínimo edema pulmonar. Y Facundo Tello no lo amonestó, pese al reclamo generalizado de los jugadores tatengues.

La amarilla se la ganó a los 30' por otra fuerte entrada, esta vez sobre Gómez. A esa altura se sabía que el árbitro no le iba a perdonar ninguna más, sobre todo teniendo en cuenta que en el momento en que el juego se detuvo para que los jugadores pudieran hidratarse, el cuerpo técnico de Unión le recordó al juez y a sus asistentes la salida de Gamba por aquella dura infracción.

Esa postura de ir con tanta fuerza a las divididas hizo que tuviera otro encontronazo con Gómez, pero Tello entendió que el volante santafesino se había agachado. Cuando el colombiano se repuso y fue a ocupar su posición recibió los primeros aplausos de parte de los hinchas.

En lo que a intervenciones defensivas se refiere, salvó con la zurda un envío de Zabala para Soldano tras una mala salida de Jeremías Ledesma.

También en el debe se le puede marcar que le entregó varios pases a Ledesma para la pierna izquierda teniendo en cuenta que el arquero es derecho. En un par de ocasiones también salió demasiado lejos pese a que el delantero rival tenía otra marca encima. Pero, se insiste, la fuerza desmedida que le puso a cada intervención hizo que jugara al límite, sobre todo en el primer tiempo.

Lo del complemento fue distinto porque Central se abroqueló mucho más cerca de su arco y eso hizo que los centrales no quedaran tan expuestos. En ese lapso del partido ganó varias de arriba pero en otras también salió algo lejos, incluso quedando desairado en su intento.

Su presentación demostró que su llegada fue para completar el plantel. No desentonó en la marca, pero si este es su juego, deberá medir la fuerza de la que, quedó claro, hará gala sin ruborizarse.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario