Ovación

Broun otra vez el centro

Fue la sorpresa de la mañana en Arroyo Seco. "¿Dónde estaba Jorge Broun?", se preguntaban los pocos asistentes al entrenamiento auriazul. Hubo que mirar mucho para darse cuenta que ese arquero alto y de pelo bien corto era el mismo que con sus rastas debió intervenir tanto en el clásico del último domingo en el Gigante.

Miércoles 13 de Mayo de 2009

Fue la sorpresa de la mañana en Arroyo Seco. "¿Dónde estaba Jorge Broun?", se preguntaban los pocos asistentes al entrenamiento auriazul. Hubo que mirar mucho para darse cuenta que ese arquero alto y de pelo bien corto era el mismo que con sus rastas debió intervenir tanto en el clásico del último domingo en el Gigante. El uno canalla se las cortó el lunes por la noche y ayer fue el blanco de todas las cargadas de sus compañeros, como Matías Escobar, que le preguntó si ya las había subastado por internet. De buen humor, sabiendo que todo el mundo habló de él tras el 1 a 1 con Newell’s, Fatura habló de las jugadas difíciles y mucho más.

  "Fue una decisión mía, nada más, no hubo ninguna promesa. Russo me felicitó y la mayoría de mis compañeros, cargándome, me dijeron que era hora de que me sacara las rastas", señaló Broun entre risas sobre su nuevo look, antes de hablar de fútbol.

  "Por lo difícil que fue y por la importancia, me quedo con la última pelota de Armani", dijo Broun sin dudar acerca de cuál fue la bocha más complicada que sacó ante Newell’s. "Achiqué lo más que pude y por suerte reaccioné bien".   

  —Armani te da mucho mérito.

  

 

 

 

 

  

 

  

 

 

 

  

 

  

 

 

 

  

 

  

 

 

 

  

 

  

 

 

 

—Es verdad, pero en general les está pasando a varios arqueros. Lo que pasa es que la pelota cada vez es más liviana y los jugadores se han perfeccionado en la pegada, además de viborear mucho.

l



 

—¿Sentís que tenés mala suerte? Tuviste que sufrir varios golazos desde afuera del área.



 

—Y, el Equi es muy importante. Pone la pelota bajo la suela y maneja las situaciones del partido, pero se dio así y Jesús lo reemplazó bien, con otras características, claro.

—¿Notaron mucho la ausencia del Equi?



 

—No sé, fueron circunstancias. Creo que Newell’s tuvo las situaciones más vistosas porque fueron mano a mano o con más jugadores en ataque que nosotros en defensa, pero si hubo un líder en el partido fue el Kily, que marcó el camino para llevar adelante al equipo y empatarlo. Y hubo otros puntos muy altos como Tino (Ribonetto) y Jesús (Méndez), además de mantener el orden.

—Es bueno para vos, pero no para el equipo que se mencione al arquero como el más destacado.



 

—En el primero veo que Baldassi marca la barrera, o sea que sí o sí Newell’s tenía que jugar con el silbato. Empecé a empujar a mis defensores para que salgan porque como estaba la gente no se escuchaba ni a un metro mis gritos. Aparte, yo vi al árbitro que me miraba como esperándome, así que si el jugador de Newell’s la metía (el Chino Torres), estoy seguro de que no lo cobraba. Y en el otro traté de salir porque era el último tiro libre y no lo hice bien, pero por suerte no pasó a mayores (cabeceó afuera Quiroga).

—En el debe quedaron los dos tiros libres del final, ¿qué hicisite en cada uno de ellos?



 

—No lo escuché, pero él definió bien, no le quedaba otro lugar para hacerlo. Por suerte la pude sacar. Si entraba esa pelota hubiera sido un golpe duro porque habíamos hecho un gran esfuerzo para empatar el partido.



 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario