Ovación

Broun: "Ahora no quiero salir"

Reapareció con todo. Jorge Broun recibió el indulto de Omar Palma ante Atlético Tucumán y expuso en la cancha una versión acorde a su palmarés. Respondió con máxima seguridad ante cada arremetida ajena y le demostró al Negro que tiene suficiente temple y jerarquía como para no salir más del equipo.

Martes 17 de Mayo de 2011

Reapareció con todo. Jorge Broun recibió el indulto de Omar Palma ante Atlético Tucumán y expuso en la cancha una versión acorde a su palmarés. Respondió con máxima seguridad ante cada arremetida ajena y le demostró al Negro que tiene suficiente temple y jerarquía como para no salir más del equipo. Pese a su auspicioso retorno, el uno no ocultó su imprevista vuelta mientras disfrutaba de la jornada libre junto a su cálida familia. “En ambos casos me sorprendí. Es que no me esperaba salir en su momento, pese a que lo tomé con calma y traté de pensar y en corregir lo que uno creía que no estaba haciendo lo correcto. También es verdad que no imaginaba que iba a atajar el sábado. Independientemente de todo, este mes que no jugué, intente manifestarle al técnico en cada entrenamiento que quería estar en el arco otra vez. Y por suerte pude lograrlo. Ahora no quiero salir”, afirmó el arquero antes de empezar una ronda de mates.

—Te vino bien mirar algunos partidos desde el banco, ya que desde afuera se te nota mucho más compenetrado en los entrenamientos.

—Puede ser, aunque no considero que haya tenido un mal rendimiento antes de mi salida. En líneas generales venía bien y lo digo con humildad porque salvo el partido con Deportivo Merlo, contra CAI y Ferro me sentí muy bien. Pero como esto es fútbol, hay que acatar y respetar las determinaciones que toma el entrenador, que para eso está. Lógicamente a nadie le gusta salir del equipo, pero jamás bajé los brazos y seguí trabajando duro para demostrarle al técnico que estaba equivocado.

—¿Y ahora qué se viene?

—Seguir trabajando sin regalar nada en cada práctica porque todos queremos jugar. En lo personal trataré de continuar en el equipo. No pienso en otra cosa. Después será el técnico quién elegirá a los once. Porque Jorge (Bava) también deseará volver al arco. Para eso nos entrenamos todos.

—Te cambio de tema. ¿Llegan a la promoción?

—Las matemáticas marcan que sí. La ilusión sigue firme.

—Ese es el discurso que vienen utilizanto últimamente, pero también es cierto que están demasiados aferrados a los números ya que la realidad marca otra cosa.

—No sólo los números indican que tenemos chances sino el otro día, ante los tucumanos, jugamos muy bien y demostramos estar vivos. Sabemos que hay muchos rivales encima y que es complicado que todos jueguen también para Central. Pero nosotros tenemos muy en claro que debemos ganar todos los partidos que restan de ahora en más porque confiamos en llegar a la promoción. Este grupo no está dispuesto a bajar los brazos, menos en estos momentos.

—¿Cómo harán para asegurarse una buena cosecha cuando no lograron ganar tres partidos seguidos en toda la temporada?

—Habrá que empezar hacerlo ahora. Ojalá que se nos dé. Venimos bien ahora pese al partido que perdimos ante Boca Unidos en el Gigante de Arroyito. La bronca está cuando mirás atrás y ves los puntos que no pudimos conseguir y que ahora nos obliga a estar en esta incómoda situación. Pero todavía nos quedan posibilidades y eso es porque de algún modo las generamos nosotros también. No hay que olvidarse de que pagamos bastante caro el hecho de adaptarnos a la categoría.

—¿Lo que está claro es que no tienen el mejor plantel de la categoría como se decía en su momento?

—En cuanto a nombres sí lo tenemos. Central es además un grande verdad, eso está a la vista. Ahora cuando uno ve la tabla de posiciones queda reflejada otra cosa. Pasa que esta es una división muy dura de verdad, donde hay que demostrar cada fecha que sos el mejor. Y pasa que nosotros no lo pudimos hacer.

Pagó caro ser amigo del Kily

La salida del equipo de Jorge Broun en su momento estuvo vinculada a la desafectación de Cristian González del plantel por determinación de Omar Palma. Si bien el uno no quiso entrar en ninguna polémica, sí argumentó que “en aquel momento todo fue muy raro. Es más, hasta hubo cosas que no compartí por cómo se manejaron, pero uno trata de aportar lo suyo desde cierto lugar en beneficio del grupo”. Eso sí, el arquero de Central no evitó expresar lo que sintió cuando el volante se tuvo que ir del club. “Me dolió mucho porque me parece que es un excelente tipo y no se merecía salir de esa manera, pese a que no me corresponde juzgar las decisiones que se tomaron en ese momento”, afirmó.

 Líder sin brillo

Cuando se lo consultó a Broun sobre si Atlético de Rafaela es el mejor de todos, el uno fue contundente: “Es el líder, no es el Manchester United. Cuando vino acá hasta parecía que el puntero era Central. Erramos un penal y le metimos una banda de tiros en los palos. Pero ellos en la que llegaron convirtieron. Está claro que gana cuando debe hacerlo y tiene también la suerte de campeón”.

“Me tienen que juzgar en el arco”

Otro de los cuestionamientos que surgieron desde el propio riñón canalla fue el look que mostró Jorge Broun en determinadas ocasiones. El hecho de aparecer con el pelo planchado o lucir cierta casaca parece que no cae bien en el universo auriazul, más allá de que su performance siempre fue productiva. “Creo que me tienen que juzgar por cómo atajo, no si aparezco con una camiseta transparente o tengo algo en la cabeza. Por lo menos eso es lo que pienso. Además es mi forma de ser. Eso sí, el que no me conoce dirá que soy agrandado o loco. Pero soy así. Aunque debo confesar que escuche algunos de esos comentarios y me jodieron bastante”, reflejó el guardameta.

—¿Te rapaste por eso?

—No, nada que ver. Lo hice porque quise.

—¿Y estabas al tanto de que además se te cuestionó el exceso de peso?

—Ves, cuando se pierde se agarran de todo. Con Vitamina (Sánchez) y hasta el momento de la lesión, atajaba con 98 kilos y nadie decía nada. Me sentía bien. Cuando volví a jugar sí tenía un poco de sobrepeso, pero una vez que empecé a entrenar normal lo bajé y estaba bárbaro. Ahora estoy en 97 y mido 1.90, me siento bien. Cómo es esto, cuando ganábamos todos decían inclusive que era un arquero de selección. Y ahora que no estamos bien, resulta que estoy pesado o ven boludeces extra como lo del pelo y las camisetas.

“Sólo pienso en Central”

Uno de los jugadores que emigrará de Arroyito ni bien finalice la temporada será Jorge Broun, pese a que la dirigencia auriazul o el entorno del futbolista afirmen lo contrario. “La verdad es que ni pienso en eso. Sería un necio si me pongo a decidir mi futuro ahora cuando estamos luchando para poder entrar a la promoción. Es más, le dije a mi familia y al resto de la gente que está cerca que ni me hablen si hay alguna chance de ir a otro lado porque quiero tener mi cabeza puesta sólo en Central. Y así será hasta que el torneo termine. Lo personal no está por encima del club”, destacó Fatu mientras reposoba su mirada en su hijo Santhino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario