Ovación

Brasil se floreó ante España al que venció 3 a 0 y se quedó con la Copa Confederaciones

Con dos goles de Fred, a los 2 minutos de cada tiempo, y otro de Neymar fue claro vencedor en el Maracaná. España erró un penal y terminó con diez por expulsión de Piqué.

Domingo 30 de Junio de 2013

Río de Janeiro.- La selección de fútbol de Brasil atropelló con un contundente 3-0 al campeón mundial España y ganó la Copa Confederaciones con dos goles de Fred y uno de Neymar, elegido el mejor jugador del torneo.

La victoria fue una inyección de confianza para el anfitrión Brasil en su último torneo antes de la Copa Mundial del 2014. Los jugadores brasileños celebraron el triunfo sambando en el medio del campo.

“Han sido mejores, hay que felicitarles”, dijo el técnico español Vicente del Bosque. “Neymar y ellos han tenido mucha más energía, que la han trasladado en cada acción”.

Brasil abrió el marcador a los 2 minutos de juego, cuando Fred conectó un rebote de Neymar y convirtió desde el piso llevando al delirio a los 78.800 espectadores del estadio Maracanã de Río de Janeiro.

España fue apenas un fantasma del temido equipo que ganó el Mundial de Sudáfrica 2010 y parecía imbatible. El delantero Pedro tuvo una increíble oportunidad de empatar a los 40 minutos con el arco vacío, pero el defensor David Luiz despejó milagrosamente la pelota casi desde dentro del arco.

Neymar anotó el segundo gol a los 44 minutos con un cañonazo de izquierda que el arquero español Iker Casillas fue incapaz de contener.

Regresando del vestuario, Neymar, el joven delantero recién fichado por el Barcelona, hizo un pase de taco para que Fred anotara el tercer gol a los 46 minutos.

A los 54 minutos el defensor español Sergio Ramos falló un penal. Y a los 67 minutos España quedó con diez hombres tras la expulsión de Piqué por una falta sobre Neymar.

El técnico brasileño Luiz Felipe Scolari dijo que la Copa Confederaciones era una parada rumbo al Mundial de Brasil 2014. “Sabemos que es un campeonato mucho más fuerte que este que disputamos, pero es un camino que ahora podemos recorrer con un poco más de confianza y eso es lo que queremos”, dijo.

Fue la cuarta consagración de Brasil, que levantó antes el trofeo de la Copa Confederaciones en 1997, 2005 y 2009.

Cientos de manifestantes protestaron en las calles de Río de Janeiro contra la corrupción y el gasto excesivo en los estadios como el del Maracanã para el Mundial del próximo año. (Reuters)

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario