Rusia 2018

Brasil empezó con un tropezón y solamente empató con Suiza

Philippe Coutinho adelantó a la "canarinha" a los 19' y Steven Zuber igualó a los cinco minutos del complemento.

Domingo 17 de Junio de 2018

Neymar y Brasil arrancaron hoy con dudas en el Mundial de fútbol y no consiguieron pasar de un empate 1 a 1 ante una sólida Suiza, que frenó a una potente selección canarinha que llega a Rusia con el cartel de favorita.
El equipo de estrellas de Tite mostró dos caras distintas en un partido que dará que pensar al seleccionador de cara a sus próximos compromisos en el Grupo E. El pentacampeón mostró su magia en la primera mitad para superar a la cerrada defensa helvética, pero perdió los nervios después de que los europeos empataran el marcador en el arranque del segundo tiempo.
Philippe Coutinho puso adelante a los sudamericanos con un misil desde fuera del área en el minuto 19', pero Steven Zuber selló la igualdad con un cabezazo tras un córner cuando iban cinco minutos del complemento.
La canarinha sale así con dudas de un debut mundialista en el que esperaba alejar el fantasma de la humillación del 7 a 1 con el que cayó eliminado en la semifinal del Mundial pasado frente a Alemania.
El recién recuperado Neymar dejó buenas sensaciones tras pasar casi tres meses sin jugar por una lesión en su pie derecho, pero se extravió al final del duelo como todo el equipo.
Los helvéticos salieron desde el arranque con una marcación alta para intentar asfixiar el juego de la canarinha. Los sudamericanos, sin embargo, empezaron a combinar rápido y tuvieron su primera gran oportunidad a los 10'.
Neymar metió un centro bajo desde la izquierda y el rebote en la defensa lo recogió Paulinho, cuyo disparo, sin fuerza, lo consiguió desviar con las uñas el arquero Yann Sommer. Seis minutos después, Gabriel Jesus volvió a avisar con un tiro cruzado.
Brasil se movía en esos momentos a voluntad por el frente de ataque, con las gambetas de Willian por la derecha o con el miedo que infundía por el otro lado Neymar, que se presentó en su estreno en tierras rusas con un cresta dorada.
El gol parecía cuestión de tiempo y llegó poco después por cuenta de Coutinho: recogió un rebote fuera del área y envió un soberbio bombazo cruzado al ángulo derecho que pegó en el palo y se fue al fondo del arco, imparable para Sommer.
Embed

Los europeos intentaron reaccionar, pero no encontraron el antídoto contra la poderosa artillería brasileña. Gabriel Jesus se perdió el segundo al cabecear desviado un córner de Neymar.
Suiza tuvo sus llegadas más claras en el primer tiempo con un disparo de Steven Zuber en el área que pegó en la cabeza de Thiago Silva y con una embestida de Seferovic sobre Allison, a la que el arquero respondió esquivando al delantero con una tranquilidad pasmosa.
Brasil volvió a tener dos ocasiones más de aumentar el marcador antes del descanso, pero Gabriel Jesus perdió primero un cara a cara contra el último hombre de la zaga suiza dentro del área y Thiago Silva mandó luego un cabezazo por encima del travesaño tras un nuevo tiro de esquina poco antes del final del primer tiempo.
Tras la salida de los vestuarios cambió todo. Cuando todo parecía encarrillado para Brasil, la defensa verdeamerela se durmió en el cobro de un córner y Zuber se elevó sin marcación para poner de cabeza el 1 a 1 apenas empezado el segundo tiempo. Los brasileños reclamaron en vano un supuesto empujón a Miranda en el gol.
Embed

Brasil perdió entonces la tranquilidad y la alegría tras el gol suizo, y el partido quedó más equilibrado. Los sudamericanos tenían más la pelota, pero los suizos les plantaban cara y se acercaban con peligro al área rival.
Neymar empezó a perder la frescura en las piernas y sus gambetas fracasaban con frecuencia. El astro pateó sin convicción un tiro libre y Willian mandó un disparo a las nubes en un intento por penetrar la sólida defensa suiza.
Brasil dudaba. Tite envió a la cancha a Fernandinho y Renato Augusto en lugar del amonestado Casemiro y Paulinho para intentar refrescar el mediocampo.
Coutinho volvió a tener una ocasión desde la izquierda, pero esta vez su disparo salió desviado. Tampoco Fernandinho y Neymar tuvieron fortuna con los remates desde lejos.
Firmino sustituyó en el tramo final a Gabriel Jesus, pero al artillero del Liverpool también le falló la puntería. La defensa suiza se encargó de desarmar el resto de ataques brasileños.
Poco antes del final, Neymar tuvo su ocasión más clara con un cabezazo que fue directo a las manos de Sommer. El arquero suizo volvió luego a salvar a su equipo al parar un tiro de cabeza venenoso de Firmino. Fernadinho falló también con un disparo que no acabó en el arco por poco.
Los helvéticos se defendieron con los dientes en el tramo final y consiguieron llevarse un punto a casa. Un empate que sabe a muy poco para Brasil si quiere irse de Rusia con el anhelado hexacampeonato.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario