Ovación

Boero levantó la bandera rosarina en el TC Pista

El rosarino Pedro Boero arrancó mal el año y ni cuando empezó a mejorar cosechó buenos resultados. Pero aplastó en San Nicolás y vuelve a soñar en el TC Pista

Lunes 21 de Junio de 2021

Tenía que ser justo un 20 de junio, el Día de la Bandera. Nada más justo que fuera un rosarino el que la enarbolara en los costados de su auto y en lo más alto del podio. Por eso la victoria de Pedro Boero adquirió otros significados, porque llegó justo a tiempo cuando la desesperanza amagaba con arraigarse, cuando los esfuerzos parecían no tener premio. Pero ya lo advertía él mismo, el hijo del gran Nacho, el nieto de Don Carlos que siempre lo acompaña pero que esta vez lo siguió en la ciudad. En una nota con este medio en abril, luego del promisorio debut en el TC Pick Up, dijo que había que empezar ya dar el salto en el TC Pista. Y vaya que lo hizo en esta postergada fecha de San Nicolás. Con el mismo Torino, pero con nuevo motorista, pisó fuerte y aunque aún está lejos en la tabla se anota como candidato.

“Tenemos un auto nuevo que hay que desarrollar, en un equipo nuevo, se entiende que esto podía pasar. Pero está claro que queremos estar más adelante y no quiero desesperarme. Estamos trabajando duro para revertirlo. Los Torino no estuvieron en los primeros planos, pero hay que empezar a sumar ya porque el objetivo es entrar en los play off y pelear el título. Falta mucho y estamos a tiempo, pero la categoría está muy competitiva y no podemos descuidarnos. Hay que empezar a dar el salto si queremos ser protagonistas”, advertía en abril Pedrito Boero.

54357.jpg
Boero contiene con su Torino el asedio inicial de Chapur e Iribarne. Gran victoria en el TC Pista del rosarino.

Boero contiene con su Torino el asedio inicial de Chapur e Iribarne. Gran victoria en el TC Pista del rosarino.

Y es que todas parecían pálidas. El fallecimiento de Alberto Canapino, alma mater del Rus Med junto a Mauro Medina, dejó un vacío muy difícil de llenar. Encima, como a todo auto nuevo, al Torino le costaba engranar. Dos 22° lugares y un abandono en las primeras tres carreras, viraron el rumbo del equipo. Se impuso el cambio de morotista porque entendían que el chasis iba bien pero faltaba potencia y con Fabián Giustozzi la encontraron. “Tengo un misil”, ya había dicho el rosarino tras imponerse con comodidad en la primera serie. Y lo mismo haría en la final.

En Concepción del Uruguay las cosas mejoraron en clasificación pero una serie fallida con toque incluido lo mandó al fondo de la grilla de la final, donde tampoco vería la bandera a cuadros. Y en Paraná dio el nuevo aviso. Segundo en clasificación, ganó la serie más rápida pero no tuvo una buena largada y cuando al menos aseguraba el 4° puesto, en el giro final perdió el auto ante el ataque de Ian Reutemann y finalizó en un amargo 21°.

Leer más: Lo dejan con las ganas

Con el calendario más apretado que nunca, había que dar la talla sí o sí en esta sexta fecha y Boero lo hizo con una contundencia inusitada. Primero con su primera pole position en 17 carreras del TCP, luego con su tercera serie ganada y de nuevo la más veloz, y con el moño de una carrera sin fisuras para obtener su segunda victoria en la categoría que quiere que sea el trampolín para la máxima.

Para ello solo tuvo que contener al impetuoso Facundo Chapur en la largada y en el único relanzamiento para luego asegurarse mantener lejos de los espejos al nuevo líder, Federico Iribarne, ya que el anterior Elio Craparo se tocó con el compañero de equipo de Boero, Matías Canapino, abandonando luego.

tcsannicolas.jpg

Precisamente Canapino, de sólido comienzo, viene a los golpes, ya que por provocar el toque al de Reconquista Ricardo Degoumois (finalizó 27°) fue excluido. Mientras que el de Humboldt Ian Reutemann avanzó mucho en la final, terminó 22° y sigue en Copa de Plata, pero por un toque a Matías Frano en la serie fue recargado y por eso largó desde el fondo. El entrerriano Ayrton Martínez fue 5°.

“Iniciamos mal el año pero esperamos pelear arriba”, dijo. En el mundo del TC, tierra poco explorada por pilotos rosarinos, Boero enarboló como nunca la bandera ciudadana. En el día indicado.

Un puntero caliente con la sanción

54341.jpg

La segunda serie del TCP fue polémica. Es que luego de que triunfara de punta a punta Federico Iribarne, le quitaron la victoria por el autazo que le dio a Facundo Chapur en la largada y por lo tanto la ganó el cordobés. El de Luján se enojó mucho con la decisión y luego de la final la siguió: “Estoy angustiado porque perdí la carrera en la serie. Tenía más ritmo que (Pedro) Boero en la final, aunque tal vez él se cuidó”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario