Ovación

Boca y River, a todo o nada para definir quien sobrevivirá en la Copa Libertadores

Los xeneizes están obligados a revertir el 1 a 0 que los millonarios lograron en la ida del duelo de octavos de final de la Libertadores. La Bombonera atrae todas las miradas.

Jueves 14 de Mayo de 2015

Se terminó el tiempo de las especulaciones para Boca y River. Llegó la hora de la verdad. Esta noche animarán en la Bombonera el último capítulo de la trilogía de superclásicos que ofrecieron en los últimos 10 días, esta vez con los xeneizes obligados a revertir un 1-0 en contra en favor de los millonarios para pasar a los cuartos de final de la Copa Libertadores.

El encuentro se jugará este jueves a partir de las 21 en la Boca, será arbitrado por el neuquino Darío Herrera y lo televisarán la señal de cable Fox Sports y la TV Pública por televisión abierta.

El equipo de Núñez corre con la ventaja de haberse impuesto por la mínima diferencia en el cruce de ida jugado el jueves pasado en el Monumental, con el tanto anotado por el uruguayo Carlos Sánchez, de tiro penal, y de concretar su clasificación enfrentará en cuartos a Cruzeiro, que anoche eliminó por penales a San Pablo.

El último superclásico de la serie de tres, luego del primero por el torneo local que ganó Boca (2-0) jugado en la Bombonera, y del mencionado de la semana pasada, será diferente, ya que los más grandes del fútbol argentino asumirán un partido que seguramente dejará secuelas para el perdedor y potenciará al ganador.

En ese contexto, el encuentro se presenta más decisivo para el entrenador boquense Rodolfo Martín Arruabarrena.

Seguramente, en su ciclo como DT habrá un antes y después de este superclásico, mientras que el Muñeco Marcelo Gallardo goza de más aire, al menos en lo previo. Es que River se quedó el año pasado con el festejo final en las semifinales de la Copa Sudamericana que luego conquistó, y así maquilló dos caídas durísimas a manos de Boca en la Copa Libertadores, las de 2000 y 2004, respectivamente, que signaron a fuego una década bien xeneize.

En Boca, la premisa es plasmar en la cancha esa superioridad que tenía en los análisis previos, que lo habían llevado a ganar los seis partidos del grupo 5 de la Libertadores y acceder a octavos de final con puntaje ideal, más el liderazgo en el torneo de primera división, que aún conserva.

River, por su parte, que clasificó con lo justo en el grupo 6, disimuló la superioridad futbolística de Boca que había quedado expuesta en el triunfo por 2-0 por el torneo local con los goles de Cristian Pavón y Pablo Pérez, con mucha actitud y pierna fuerte. Así ganó en su estadio y ahora cuenta con dos resultados a favor. Es que a River le alcanzará con un empate o una derrota por un gol de diferencia siempre y cuando marque, para pasar de ronda, mientras que si se da un 1-0 para Boca la serie se definirá con remates desde el punto de penal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS