Ovación

Boca lo manejó muy bien y se quedó con el superclásico

El xeneize se quedó con el primer superclásico ante River y manda en soledad en el campeonato

Domingo 03 de Mayo de 2015

Boca le ganó, en La Bombonera, por 2-0 a River el primero de los tres superclásicos programados en pocos días y se afirmó como puntero del torneo. El mérito del equipo conducido por Arruabarrena fue buscarlo hasta el final y el premio le llegó cuando el partido parecía encaminarse hacia un 0-0 irreversible. El juvenil Cristian Pavón y Pablo Pérez, dos de los jugadores ingresados durante el segundo tiempo, le dieron forma a la celebrada victoria al cabo de noventa minutos de nivel discreto, con un primer período más entretenido que el segundo, al menos antes de que se produjera la definición.

El juego comenzó con traslación más segura por parte de River, que tuvo en Driusi movilidad y prolijidad, pero todo lo que se insinuaba en la salida desde la mitad de cancha se diluía en los últimos metros.

La primera acción más clara en el inicio la tuvo Osvaldo cuando  sorprendió con una estupenda media vuelta y su remate fue devuelto por el palo derecho de Barovero.

River seguía jugando por más tiempo en campo del adversario, pero, a los 21  llegó de nuevo el local:  Meli apareció por derecha, tocó hacia atrás y Pezzella, de frente a su arco, a punto estuvo de marcar un gol en contra. Y luego Chávez se perdió una chance increíble.

River tuvo su ocasión más propicia a los 33 con un contraataque que manejó bien Driussi, Gutierrez tocó muy bien de izquierda a derecha y Sánchez remató a la carrera haciendo estremecer el travesaño del arco de  Orion.

En el comienzo del segundo capítulo ninguno de los dos se adueñó de la iniciativa y River estuvo a punto de sacar ventaja a los 8’ con un disparo de Mora que contuvo Orion.

Con el ingreso de Gago, Boca pasó a tener circulación más fluida y más tarde, al entrar Pavón, contó con mejores posibilidades de desequilibrio individual, pero poco a poco el juego fue haciéndose más desordenado.

Hacía rato que no se producían llegadas cuando, a los 38, Osvaldo persiguió una pelota por derecha, la cruzó, no pudieron definir Lodeiro ni Pérez, pero por detrás apareció Pavón, cuyo remate se le escurrió a Barovero junto a su primer palo y abrió el marcador.

Tres minutos más tarde, con River ya muy descompensado, Pérez tomó un rebote del arquero, definió con tranquilidad y coronó la noche de fiesta en La Bombonera.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS