Ovación

Boca, la fiesta continúa

De la mano de Miguel Russo, Boca logró algo que parecía difícil y le arrebató el título de las manos nada menos que a River

Lunes 09 de Marzo de 2020

“Esto es Boca”, dijo Miguel Angel Russo con una frase que integra un catálogo donde hay varias con su sello personal. El técnico logró lo que pocos consiguieron en estos tiempos y llevar al xeneize a la gloria en un momento de éxitos millonarios. Y justo en una definición donde parecía casi imposible que lograra el título Miguel lo hizo. Ganó su partido con Gimnasia y la igualdad de River en Tucumán lo bendijo con el campeonato. Para que mostrara una sonrisa amplia, mucho más intensa que en otras ocasiones. Sí, Miguel lo hizo otra vez. Se podrá llamar suerte también, pero lo cierto es que un entrenador que sabe lo que quiere, ganador y bendecido en el fútbol.

   “Es fútbol”, dice para sintetizar y dejar de lado cualquier loa a su persona. Elige destacar a sus jugadores, incluir el trabajo de su antecesor Gustavo Alfaro y agradecer a los dirigentes. Diplomático como siempre y alejado de las polémicas. Siempre amable y locuaz.

   Russo, quien dentro de un mes cumplirá 64 años, superó los mil encuentros como técnico (1.066 en total). Y demostró estar más vigente que nunca en un momento de recambio de entrenadores. Con su táctica y, sobre todo, gran manejo de grupo consiguió algo que hasta parecía imposible: arrebatarle el título al River de Marcelo Gallardo.

Russo atravesó una difícil situación personal tiempo atrás, la peleó con fuerza y salió adelante. Y cuando parecía para muchos que su etapa como DT estaba por terminarse apareció en el horizonte otra vez Boca, que le entregó toda la confianza para que lo haga resurgir. Y Miguel lo hizo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario