Ovación

Boca jugó mal y apenas empató con Zamora, un rival muy inferior

Boca debutó en el grupo 4 de la Copa Libertadores con un empate sin goles que pintó a las claras la falta de ideas que mostró el equipo de Julio Falcioni. La pobre actuación xeneize se hizo más notoria porque enfrente hubo un rival holgadamente inferior

Miércoles 15 de Febrero de 2012

Boca debutó en el grupo 4 de la Copa Libertadores con un empate sin goles que pintó a las claras la falta de ideas que mostró el equipo de Julio Falcioni. La pobre actuación xeneize se hizo más notoria porque enfrente hubo un rival holgadamente inferior, al que tampoco se le cayó una pizca de audacia para cambiar una historia que realmente aburrió.

Boca esperó tres años para disputar el torneo en el que más cómodo se siente, pero anoche en Venezuela lució demasiado conformista. Ahora para mejorar esta imagen en el concierto internacional deberá esperar hasta el 7 de marzo cuando reciba a Fluminense en La Bombonera.

El primer período fue de un nivel pobrísimo. Ninguno de los dos arriesgó y eso que en Boca el que manejó los hilos, aunque con muchas intermitencias, fue Riquelme.

Otra nota saliente que se dio en Boca fue la presentación oficial del delantero uruguayo Santiago Silva, quien gozó de pocas intervenciones en ofensiva, aunque cerca del final del partido estrelló un cabezazo en el poste del arquero Alvaro Forero tras un centro desde la derecha que envió Cristian Chávez.

La noche ya había arrancado sin los mejores augurios para Boca, porque en el trabajo previo Clemente Rodríguez sufrió una lesión muscular y no pudo salir a la cancha. En su lugar jugó Franco Sosa y Facundo Roncaglia se corrió hacia el otro lateral.

Lo que entregó el complemento fue casi un calco de lo ocurrido en el primero. Boca se adelantó un poco más en el campo, pero la predisposición para ganar el partido no era la de un equipo convencido en lo que hacía. En realidad nunca se animó a quedarse con los tres puntos contra un rival que, de no ocurrir nada extraño, es difícil que sume alguna victoria en el grupo.

Por eso el punto fue más valorado por los venezolanos, cuyos hinchas lo festejaron en las tribunas con fuegos artificiales. En cambio en Boca se impone entenderlo de otra manera, porque si no se le animó a un rival tan pobre es difícil imaginar al equipo de Falcioni soltando las palomas contra los verdaderos candidatos a ganar la Libertadores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS