Ovación

Boca: Ibarra volvió al trote

Una buena para Carlos Ischia. Pese a que hace poco más de una semana que pasó por el quirófano, el lateral Hugo Ibarra empezó ayer con trabajos de campo en la vuelta del plantel de Boca al trabajo en Casa Amarilla tras ganar el superclásico en Mar del Plata. A las órdenes del kinesiólogo Rubén Araguas, el marcador lateral...

Miércoles 30 de Enero de 2008

Una buena para Carlos Ischia. Pese a que hace poco más de una semana que pasó por el quirófano, el lateral Hugo Ibarra empezó ayer con trabajos de campo en la vuelta del plantel de Boca al trabajo en Casa Amarilla tras ganar el superclásico en Mar del Plata.
A las órdenes del kinesiólogo Rubén Araguas, el marcador lateral, a quien se le realizó una artroscopía ocho días atrás por la rotura del menisco externo de la rodilla izquierda, trabajó primero en el gimnasio y después en el campo, donde llevó a cabo trotes muy suaves e hizo juegos con una pelota. El resto del plantel cumplió ejercicios con el balón y trabajos de fuerza, dividido en grupo.
Por un lado se movieron los delanteros más Juan Román Riquelme y Leandro Gracián, por otro el resto de los volantes, por otro los defensores más Mauricio Caranta y Javier García, y por otro los arqueros Pablo Migliore y Josué Ayala, quienes cumplieron con tareas específicas bajo la conducción del instructor Víctor Civarelli.
Justamente Gracián será el reemplazante de Riquelme para la revancha ante River del sábado en Mendoza, ya que Román viajará a Guatemala para jugar con el seleccionado de Sergio Batista. Habrá también otras variantes.
Se advierte claramente que el cuerpo técnico encabezado por Carlos Ischia, a diferencia del anterior que comandaba Miguel Angel Russo, realiza casi todas las rutinas físicas con pelota.
Alternativamente, cada grupo fue cumpliendo labores de conducción a las órdenes del ayudante de campo Angel Celoria, movimientos tácticos, remates y definición bajo la dirección de Ischia y las referidas tareas de potencia controladas por los preparadores físicos.
Fabián Vargas, con una distensión de grado uno en el ligamento lateral interno de la rodilla derecha, trabajó sólo en el gimnasio. Los arqueros Caranta, con fisura en el quinto metacarpiano de la mano derecha, y García, con un desgarro en el redondo menor del hombro izquierdo, trabajaron aparte.
En el caso del cordobés, hoy se prevé realizarle un nuevo estudio para evaluar su evolución y se espera que en los próximos días se le dé el alta definitiva.
Matías Silvestre pasó muy temprano por Casa Amarilla para despedirse y retirar sus pertenencias, ya que viaja a las 15.30 hacia Italia para incorporarse a su nuevo club, el Catania.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario