Ovación

Boca goleó 4-0 a Gimnasia La Plata y se fue aplaudido de la Bombonera

Boca Juniors consiguió esta noche un contundente 4-0 en su cancha frente a Gimnasia y Esgrima La  Plata, en un partido en el cual el rendimiento del vencedor fue de menor a mayor hasta redondear un segundo tiempo que generó aplausos. Los goles: Insúa (dos), Medel y Gaitán.

Domingo 22 de Noviembre de 2009

Buenos Aires.- Boca Juniors consiguió esta noche un contundente 4-0 en su cancha frente a Gimnasia y Esgrima La  Plata, en un partido en el cual el rendimiento del vencedor fue de menor a mayor hasta redondear un segundo tiempo que generó  aplausos.

Más allá del escaso valor de los puntos, la victoria significa un margen de tranquilidad para que el plantel que conduce Alfio  Basile empiece a ordenar sus ideas con vistas al 2010, dado que  este año ya estaba perdido.

Una positiva actuación de Federico Insúa, coronada con dos  goles, el trajinar parejo del chileno Gary Medel, quien abrió el  marcador, la sobria actuación del paraguayo Julio César Cáceres en el  fondo y los inteligentes movimentos de Martín Palermo esta vez  fueron los datos positivos para el vencedor, que esta vez presentó un  esquema con tres puntas.

Claro que cualquier análisis no puede escapar por alto la  liviandad de Gimnasia, un equipo sin ideas para atacar, sin  consistencia para defender, sin individualidades para rescatar y con una  imagen que explica sus penurias en la tabla de los promedios.

En un primer tiempo en el que pasó muy poco y las acciones  para los arcos fueron muy escasas, Boca sacó dos goles de diferencia  a favor principalmente por todo lo que le faltó a Gimnasia, tanto  en ataque como en defensa.

A los 16 minutos, cuando el juego se desarrollaba en la mayor  intrascendencia, se abrió el marcador con la misma fórmula de hace  una semana atrás, ya que Nicolás Gaitán recibió por la derecha un  pase de Insúa y tocó en forma horizontal y corto para Medel,  quien remató de derecha y la pelota se desvió levemente para  descolocar al arquero Gastón Sessa y poner el 1-0.

Gimnasia tuvo mucho tiempo la pelota, jugó la mayor parte de  la etapa inicial en campo rival, pero prácticamente no inquietó a  Roberto Abbondanzieri, excepto en una acción derivada de un córner,  a los 20, en que Fabián Rinaudo demoró un remate muy cerca del  área chica y después Ariel Agüero se enredó con la pelota.

Boca dispuso de mucho espacio para contraatacar, dada la  distancia entre los defensores y volantes platenses, pero no estuvo  preciso en el último toque y por eso es que casi no llegó.

A los 43, cuando parecía que el primer período se iba sin más  novedades, Insúa, con mucho tiempo para resolver, sacó un remate  desde fuera del área que sorprendió a Sessa y se metió junto al  palo izquierdo, dejando el 2-0 con que se fueron al descanso.

En el segundo capítulo, después que Abbondanzieri le tapara a  los 7 minutos un mano a mano a José Luis Vizcarra, quien dejó  pasar una oportunidad inmejorable para descontar, fue todo de Boca.

Insúa estuvo cerca del gol a los 10, cuando Sessa le sacó un  derechazo después de una gran asistencia de Palermo. Dos minutos  más tarde, el arquero volvió a ganarle al propio zurdo. Esas  acciones constituían un adelanto de que el tercer gol estaba al caer.

A los 22, luego de que Abbondanzieri salvara un tiro libre de  Juan Neira levantando aplausos, Insúa amplió la diferencia cuando  le quedó la pelota solo ante Sessa, tras un centro de Gaitán que  Palermo bajó imperfectamente.

El cuarto tanto tuvo lugar a los 38 y se generó en una gran  asistencia de Palermo, quien recibió de Luciano Monzón y tocó para  que Gaitán, de tijera, definiera ante Sessa. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario