Ovación

Blatter: "No soy perfecto, nadie lo es, pero juntos haremos un buen trabajo"

"Me caen bien, me gusta mi trabajo", dijo el suizo en medio de aplausos. Inicia su quinto mandato al frente de la Fifa. Sacó 133 votos a favor y 73 en contra.

Viernes 29 de Mayo de 2015

La Fifa religió hoy a Joseph Blatter para que siga al mando del organismo que es investigado por dos países por actos de corrupción y sobornos. El contrincante de Blatter, el príncipe Alí al bin-Hussein, retiró su candidatura poco antes del inicio de la segunda ronda de votación, que era necesaria porque ninguno obtuvo la mayoría de dos tercios en la primera vuelta.

Las investigaciones de Estados Unidos y Suiza que destaparon los trapos sucios del organismo aparentemente mermaron el respaldo hacia Blatter, que era favorito para imponerse por abrumadora mayoría y continuará en la presidencia por otros cuatro años. El mandatario recibió 133 votos, el príncipe Alí 73 y tres papeletas fueron invalidadas.

"Me caen bien, me gusta mi trabajo", dijo Blatter en medio de aplausos. Y agregó: "No soy perfecto, nadie es perfecto, pero estoy seguro que juntos haremos un buen trabajo".

Blatter dirige la Fifa desde 1998, cuando reemplazó al brasileño Joao Havelange, y en sus 17 años en el trono la organización amasó reservas por 1.500 millones de dólares, pero acumuló una igualmente impresionante lista de acusaciones y escándalos de soborno. El dirigente de 79 años contaba de antemano con el apoyo de la mayoría de los miembros de las confederaciones de Africa, Asia, Concacaf y Oceanía, y la oposición del bloque de la Uefa. la Conmebol, donde se encuentra la Argentina, votó dividida.

Tras el sorpresivo resultado de la primera vuelta, y antes del inicio de la segunda, el príncipe Alí se dirigió a la asamblea y abandonó la contienda. "Quiero agradecer a todos los que tuvieron la valentía de respaldarme", dijo el jordano, quien en el pasado habló sobre un ambiente de intimidación en la Fifa. "Ha sido un recorrido maravilloso al conocerlos y trabajar con ustedes".

A su turno, Blatter declaró: "Expreso mi gratitud, estaré durante los próximos cuatro años al comando de este barco llamado Fifa. Prometo llevarlo nuevamente a la costa y para ello debemos combatir algunas cosas que pasan. Será un desafío por resolver".

En uno de sus primeros anuncios tras las reelección, Blatter garantizó la realización de la próxima Copa del Mundo Rusia 2018, cuestionada por un proceso de elección presuntamente espurio, que marginó la pretensión de Inglaterra por organizarla. "No vamos a tocar el Mundial", prometió.

Como descargo por el acoso sufrido en las últimas horas, el suizo aceptó: “No soy un hombre perfecto, nadie lo es. Soy un hombre de fe, en Dios o en quien sea que creamos. Estoy fuerte, mi edad no es un problema. Hay gente de 50 años que parece vieja”.  Más tarde, ante un auditorio que por momento emitió tenues silbidos, asumió que la Fifa debe “mejorar la representación de las confederaciones” y hasta “incorporar mujeres” a los puestos ejecutivos. También le agradeció a su contrincante político: "Ali ha obtenido un buen resultado, pero pensó que era mejor no seguir adelante". Por último, como una exhalación frente a la presión vivida desde el miércoles, Blatter se despidió al grito de: “¡Vamos Fifa, vamos Fifa!”.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS