Ovación

Berra por Acevedo es el único cambio en la defensa que paró Russo para enfrentar a River

El director técnico dispuso en la práctica a los once que jugarían el domingo ante River en el Monumental. Nery Domínguez también estuvo presente en el entrenamiento de ayer.

Jueves 14 de Agosto de 2014

Un triunfo siempre fortalece la calma. Más todavía si esa victoria suele aparecer en un debut, tal como le sucedió a Rosario Central en su estreno ante Quilmes. Es que las necesidades pueden mantenerse bajo control, sin la obligación de comenzar a buscar variantes de manera alocada. ¿Qué explica esto? La decisión de parte de Miguel Angel Russo de mantener todo como está de cara al partido del domingo ante River. Sí, Central hoy tiene la obligación de mejorar su funcionamiento, pero esto es harina de otro costal. En lo que a nombres se refiere la idea es no tocar nada, amén, claro está, de lo que será la inclusión de Tomás Berra (cumplió una fecha de suspensión) en lugar de Lucas Acevedo.

El entrenamiento de ayer, en el que el entrenador canalla comenzó a machacar sobre algunas cuestiones tácticas, dejó en evidencia su intención. Es que allí estuvieron, salvo Berra, los mismos que vienen de vencer al cervecero en el Gigante. Incluso fue con la presencia de Nery Domínguez, quien recién ayer se sumó a los entrenamientos luego del viaje a Italia. Se especuló con que el mediocampista central pudiera realizar algunos trabajos físicos para recuperar los días perdidos, pero Russo entendió que el futbolista debía formar parte de esos once que ayer mismo comenzó a probar.

Alternativas no le faltan al técnico. Más si se tiene en cuenta el cambio desde el juego que evidenció el equipo en el primer partido a partir de los ingresos de Pablo Becker y Walter Acuña. Pero hay cuestiones a atender, que entran en el análisis un poco más fino y que, precisamente, se emparentan con la lógica.

Si jugando de local y ante Quilmes, Russo apostó por un doble cinco de contención (Musto-Nery Domínguez), la visita al Monumental debería tener esos mismos ribetes. Al menos es lo que más lógico suena. Y, en principio, esa es la idea de base.

Por eso ayer Nery Domínguez, en su primer entrenamiento de la semana, estuvo entre los once.

¿Las bandas? Tampoco se tocan. Russo dijo después del partido que había quedado conforme con lo hecho por Antonio Medina y Jonás Aguirre. Y serán ellos sobre los que recaerá nuevamente la responsabilidad.

Después, la irrupción de Berra era algo que se caía de maduro. Es que el zaguero central fue el titular indiscutido durante gran parte del torneo pasado (cuando Magallán debió salir por lesión) y lo mismo ocurrió durante la pretemporada. Incluso en el choque por Copa Argentina frente a Juventud Unida de San Luis.

Siempre que haya tiempo, las posibilidades de cambios están a la orden del día, pero los días que restan para el partido serán aprovechados por Russo para perfeccionar las cosas que crea conveniente, pero con prácticamente los mismos nombres. Aquella victoria del debut significó tres puntos, pero también la sensación de que se puede ir al Monumental con el esquema y los intérpretes ya conocidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS