Ovación

Berlocq rompió una vez más su remera y Mayer festejó subido a un yacaré inflable

Los ganadores del doble ante los serbios y de la clasificación argentina a semifinales de la Copa Davis hicieron delirar al público en Tecnópolis y festejaron como correspondía.  

Sábado 18 de Julio de 2015

El correntino Leonardo Mayer, líder de equipo de Copa Davis de la Argentina que hoy alcanzó las semifinales del Grupo Mundial 2015 tras superar a Serbia, festejó el éxito subido a un 'yacaré' inflable y Carlos Berlocq, el más `copero` del grupo, rompió su remera ante el delirio de los hinchas en el predio de Tecnópolis.

Mayer, de 28 años, disfruta el mejor momento de su carrera y también del reconocimiento del público, aunque no olvidó todo lo que sufrió en el pasado con sus reiteradas lesiones en la espalda, y por eso se entregó a un llanto sentido y profundo, mientras los flashes lo seguían subido arriba de un yacaré de juguete, que hacía honor a su apodo.

El correntino acompañó los cánticos de la gente con sus brazos y bailó al ritmo de los hinchas, en una jornada especial, en la que su protagonismo estuvo dividido por la enorme actuación del 'Gladiador' Berlocq.

“Sos el Mascherano de la Davis”, le gritó una señora desde la platea a Berlocq en el inicio del primer set, y el tenista sonrió, casi como asintiendo, y desde allí edificó una actuación descomunal, decisiva en el éxito final.

Los hinchas gritaban por Argentina y les daban ánimo a Berlocq y Mayer, quienes se hacían cada vez más gigantes ante los serbios que de a poco se fueron esfumando, abrumados por un escenario hostil.

“Vamos chicos, definan rápido esto que los serbios están muertos y me tengo que ir a ver a Carlitos Tevez”, lanzó un hincha ocurrente con el marcador 6-2, 6-4 y 4-1 en favor de Mayer y Berlocq, quienes cerraron el partido como si lo hubieran escuchado y atendido la súplica.

Así llegó la definición demoledora y el reconocimiento para los 'héroes', primero con un “Ohh, vamos Yacaré, yacaré, yacaré, vamos yacaré”, y luego con el “Gladiador, gladiador, vamos gladiador”.

La foto del final encontró a todo el equipo, incluídos el capitán Daniel Orsanic, Federico Delbonis y el 'Peque' Diego Schwartzman, abrazados y cantando al ritmo de la hinchada, en un claro mensaje de que con unión y esfuerzo también se pueden lograr objetivos, sin vedetismos ni aires de grandeza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario