Ovación

Barrera viaja pero no se incorpora

Entrenará fuera de Colombia pero no en Rosario hasta que pueda sumarse.

Lunes 31 de Diciembre de 2018

Tras la llegada de Fabián Rinaudo, en Central tenían previsto que el anuncio del segundo refuerzo tuviera como protagonista estelar a Jarlan Barrera. En un escenario normal, el miércoles, cuando el plantel inicie los trabajos de pretemporada, se hubiese querido anunciar al colombiano como nuevo jugador canalla. Pero hubo alteraciones en los últimos días, sin que ello haya modificado en absoluto la sensación de que "Jarlan Barrera va a jugar en Central", que se mantiene firme en Arroyito. Lo de la alteración en lo que estaba previsto obedece a que Barrera no llegará a Rosario en la madrugada del 3 de enero, sino que lo hará algunos días después, cuando las cuestiones legales ante la Fifa y Tigres de México estén totalmente resueltas. Se estima que esos trámites demandarán entre siete y diez días.

Lo primero que hay que destacar en esta historia es que los canallas cuentan como seguro que Barrera va a jugar en Central. Y lo mismo piensa el futbolista colombiano de 23 años, quien no sólo se mantuvo siempre en contacto con la gente de Central, sino que dio el okey en el momento en que la dirigencia auriazul le compró los pasajes para que los primeros días de enero pudiera estar ya en Rosario.

La idea es que Jarlan no trabaje junto a quienes serán sus nuevos compañeros, sino que lo haga una vez que todos los papeles del traspaso de Junior a Central estén enmarcados dentro de un plano legal.

Hasta ayer la dirigencia de Central trabajaba para ver si podía realizar algún cambio con los pasajes que habían sido sacados. El arribo del colombiano estaba previsto para la madrugada del miércoles en el aeropuerto internacional de Fisherton. Eso sólo se mantendrá en caso de que no logren cambiar los vuelos. Es que la intención es que Jarlan no venga a Rosario hasta tanto no se resuelva la situación entre el jugador, Central y Tigres.

Mañana sale desde Barranquilla, pero su destino final no será Rosario. En caso de que llegue a Fisherton se lo hará viajar a otro ciudad donde el volante se entrenará por su cuenta, hasta que reciba la orden de que puede sumarse al canalla.

Eso ocurrirá cuando en Arroyito tengan todas las garantías de que la presencia del colombiano no les implique algún problema legal. Para eso continúan las charlas con Tigres, club con el que Barrera también había firmado un precontrato. En su momento el jugador desestimó esa firma, aduciendo que sólo reconocía a dos representantes (entre ellos no estaba el italiano Alessandro Monfrecola, el supuesto apoderado del club azteca).

A Barrera lo esperaban el miércoles, pero llegará varios días después. Eso sí, en Arroyito no cambian: "Barrera va a jugar en Central", insisten.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});