Ovación

Barcelona ya extraña Messi

Como ocurrió ante el Real Madrid tras la primera lesión del crack rosarino Lionel Messi, cuando Barcelona perdió por 1 a 0, la delantera azulgrana se volvió vulgar y previsible, y el tridente, sin el único fantástico, demostró desorganización en la derrota de ayer ante Villarreal, 2 a 1.

Lunes 10 de Marzo de 2008

Como ocurrió ante el Real Madrid tras la primera lesión del crack rosarino Lionel Messi, cuando Barcelona perdió por 1 a 0, la delantera azulgrana se volvió vulgar y previsible, y el tridente, sin el único fantástico, demostró desorganización en la derrota de ayer ante Villarreal, 2 a 1.

El comentario del diario catalán Mundo Deportivo se pregunta este lunes: "¿Cómo alguien tan pequeño puede dejar un vacío tan grande?", para agregar que "esa fue la sensación, desoladora y frustrante, vivida en el Camp Nou".

Agrega el comentario del periódico deportivo que "no por tratarse de una baja anunciada y de una situación estratégica conocida, los pensantes del cuerpo técnico azulgrana no supieron cómo resolverla".

Señala también que "el partido de este domingo estuvo marcado por ese mismo estigma durante bastantes minutos, estadística y tácticamente asociado a la presencia de un tridente que no fue, como ante el Atlético Madrid, en la fecha anterior ni espectacular ni funcional".

"En el segundo tiempo, el DT Frank Rijkaard rompió con el protocolo y las jerarquías, quitó a Henry, Iniesta se puso el equipo al hombro, tomó el balón e intentó, por lo menos, demostrar que el Barça estaba vivo y que le queda fútbol más allá de Messi", añade la nota.

Sport, por su parte, fue igual de duro. "La lesión de Messi parece haber llegado en el peor momento. La ausencia de La Pulga hizo naufragar a un Barça más espeso que nunca en ataque. Incapaz de encontrar un sustituto del crack argentino, la delantera azulgrana se diluyó en cada jugada. Ante el Villarreal, Rijkaard no encontró la solución", comienza uno de sus artículos.

"La ausencia de Messi condicionó demasiado a un Barça totalmente desdibujado. En dos semanas, los hombres de Rijkaard han dejado escapar a una reacción que les permitió acariciar el liderato. Y, tras lo visto ayer, el pesimismo puede planar sobre la parroquia culé", agrega en otro pasaje.

Messi llegará en una semana a nuestra ciudad para recuperarse del desgarro en el músculo femoral de la pierna izquierda que sufriera ante el Celtic. El club y su entorno se oponían a esto pero teniendo en cuenta el estado anímico del jugador, finalmente dejarán que pase la segunda etapa de la rehabilitación en Rosario, serán entre dos y tres semanas.

Messi se desgarró en el partido ante Celtic de Escocia por los  octavos de final de la Liga de Campeones y deberá estar sin jugar  seis semanas para su recuperación.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario