Ovación

Barcelona y Atlético Madrid, 1 a 1 en Liga de Campeones

Un golazo de Diego Ribas y la brillante actuación del arquero Courtois bajo palos le sirvieron a Atlético de Madrid para arrancarle un valioso empate a Barcelona en el Camp Nou

Miércoles 02 de Abril de 2014

Un golazo de Diego Ribas y la brillante actuación del arquero Courtois bajo palos le sirvieron a Atlético de Madrid para arrancarle un valioso empate a Barcelona en el Camp Nou, en uno de los partidos de ida de los cuartos de final de la Champions. El Barsa dominó y tuvo momentos brillantes, especialmente después de que Neymar empató con otro golazo, ya en el tramo final del partido, pero se estampó repetidamente contra una ordenada defensa, pero fundamentalmente con la destacada actuación del arquero visitante. En definitiva quedaron a mano y la llave sigue abierta.

En el primer tiempo ocurrieron muchas cosas menos goles. Atlético de Madrid arrancó con atrevimiento y presionó al Barsa, pero de a poco los azulgranas lograron imponer su dominio y hacer su juego, mientras que Atlético defendía ordenado y peleaba con fuerza las pelotas divididas. Entonces llegó la primera lesión, la de Piqué, tras un choque con Costa.

El escenario por ese entonces no era alentador para el equipo visitante, y lo fue menos cuando Diego Costa tuvo que abandonar el césped por un desgarro mientras el Barsa seguía apretando.

En el segundo tiempo llegaron los goles y la mejor versión de Barcelona. Sin embargo, en el minuto 11 Diego Ribas (quien había sustituido a Costa) sorprendió a Pinto con un derechazo al ángulo que terminó en la red. Así el conjunto de Simeone se ponía al frente con un tanto valioso (de visitante vale doble) en el Camp Nou, pero los culés, lejos de desesperarse volvieron a la carga.

Cesc lo intentó de cabeza y Messi falló frente al arquero luego de un centro de Alves, hasta que Neymar recibió un extraordinario pase de Iniesta, al espacio, en carrera, y metió la pelota sin piedad al fondo del arco.

A partir de ahí el equipo de Martino intentó desequilibrar el partido por todos los medios pero no lo logró. Iniesta exigió al máximo al rival, igual que Alexis (que ingresó por Cesc), y Messi, pero en todos los casos el arquero Courtois ahogó el grito de gol.

Fue empate y la llave quedó abierta. En la vuelta, en el Vicente Calderón, se definirá cuál de los dos quedará en el camino de la Liga de Campeones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario