Ovación

Barcelona: Puyol le puso fecha a su salida

Tenía 17 años cuando en 1995 arribó a Barcelona, con una estampa similar a la que hoy luce a los 35, club del que se despedirá el próximo mes de junio según lo comunicó ayer moviendo el tablero deportivo español y también mundial...

Miércoles 05 de Marzo de 2014

Tenía 17 años cuando en 1995 arribó a Barcelona, con una estampa similar a la que hoy luce a los 35, club del que se despedirá el próximo mes de junio según lo comunicó ayer moviendo el tablero deportivo español y también mundial, porque Carles Puyol trascendió las fronteras catalanas para convertirse en un referente futbolístico. "Al final de la temporada dejaré de ser jugador de Barcelona", dijo el legendario capitán. Y avisó que "descansaré después de cuatro años sin parar por las lesiones y después veré qué hago", dejando en claro que aún no resolvió su futuro una vez que rescinda el vínculo.

Claro que ayer el defensor no se apartó de su estilo lacónico y por momentos apático para detonar la noticia que sacudió a la hinchada del Barsa y también a los periodistas presentes, y en consecuencia sus palabras fueron pocas, rápidas y no permitió preguntas, según consignan los diferentes medios españoles.

"Me está costando mucho recuperar el nivel que me exijo para estar aquí", confió, tras informar que ha llegado a un acuerdo con el club para dejar sin efecto los dos años de contrato.

Según describieron las crónicas de los colegas españoles, la sorpresa fue mayúscula porque el anuncio lo hizo en el predio deportivo del Barcelona antes de la práctica del plantel, que ayer se mostró diezmado porque 14 jugadores se encontraban integrando sus respectivas selecciones por la fecha Fifa, entre ellos Lionel Messi y Javier Mascherano.

Claro que estos tres meses serán muy emotivos para Puyol porque el mundo futbolístico le tributará el reconocimiento a su vigencia, fundamentalmente el planeta Barcelona.

"Tras las dos últimas operaciones (en la rodilla) tan agresivas, me está costando mucho recuperar el nivel que yo me exijo para continuar aquí, más de lo que yo me pensaba y mucho más de lo que me dijeron los cirujanos. Por eso he tomado esta decisión", dijo en clara alusión a los dolores.

Puyol, o Tarzán como lo bautizaron para graficar su fuerza y coraje, enfrentó una seguidilla de lesiones de diferente intensidad, si aún se recuerda su imagen con una máscara por las fracturas en sufrió en sus pómulos en tres ocasiones. Como así la pelea sin cuartel que mantuvo con la rodilla derecha, donde tuvo dos operaciones para seguir jugando.

Es que el valiente capitán nunca mostró endeblez en el campo de juego, siempre jugó y luchó hasta más allá de los límites de la tolerancia del dolor, pero con ese mismo coraje hoy asume una realidad al afirmar que debe irse para que otros jueguen en el nivel de exigencia que requiere la camiseta de Barcelona.

"El club lo sabe y está de acuerdo tanto en el hecho como en la manera. Rescindiremos el contrato y dejaremos sin efecto los dos próximos años pendientes", señaló con una escueta frase.

Con el sueño de retirarse a los 40 años, Puyol había firmado en enero de 2013 su renovación hasta 2016 con Barcelona, en el mismo momento que lo hicieron Xavi y Messi, aunque ya había dejado claro que sólo seguiría si su rendimiento era el adecuado.

El calvario del central empezó en mayo de 2012, cuando fue sometido a una artroscopia en la rodilla derecha y se perdió la Eurocopa de Ucrania y Polonia, que conquistó España. La siguiente temporada pasó por el quirófano en otras dos ocasiones, la última en junio de 2013. En octubre recibió el alta pero desde entonces solo ha disputado como titular 12 partidos, cinco de ellos en Liga, el último de los cuales el domingo ante el Almería anotando el tercer tanto de su equipo (4-1).

"Quedan tres meses de campeonato en los que no bajaré los brazos, seguiré luchando hasta el final para intentar mejorar y ayudar al equipo a lograr los objetivos de esta temporada", afirmó.

"No sé qué haré después del 30 de junio. Lo que sí que tengo claro es que cuando termine la temporada necesito descansar. Llevo cuatro años sin parar por culpa de las lesiones", dijo Puyol.

Puyol es el segundo jugador de la historia con más partidos (593) y títulos (21) con la camiseta azulgrana, solo por detrás de su compañero Xavi Hernández.

El futbolista de melena con rulos también ha sido una pieza clave de la selección española, con la que jugó 100 partidos, y que ganó la Eurocopa 2008 y el Mundial 2010, en el que anotó con un potente cabezazo el gol de la victoria en las semifinales ante Alemania.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario