Ovación

Barcelona: Los Messi están de reunión en reunión

Leo y Jorge Messi charlaron en Barcelona y definieron los pasos inmediatos a seguir: nuevo encuentro con el presidente Bartomeu para definir el futuro del 10

Viernes 04 de Septiembre de 2020

La incertidumbre en torno al caso Messi mantiene en vilo prácticamente al planeta. Las expectativas aumentan al compás de las conjeturas. Lo único concreto hasta el momento es que ayer Jorge fue a la casa de Leo en Castelldefels y mantuvieron un cónclave. La resultante marca que decidieron dar un nuevo paso hacia adelante en pos de ver cómo sigue esta saga que comenzó hace días y genera pico de tendencias en redes y horas de suma atención en los medios. Lo único que se filtró desde España es que hoy el papá y representante del 10 tendrá un nuevo encuentro con el presidente de Barcelona, Josep María Bartomeu. La intención es destrabar el conflicto interno y lograr liberar a su hijo del club azulgrana, pese a que la empresa no tiene un perfil de sencillez como muchos auguran y por eso ahora no se descarta que cumpla el contrato.

   Los Messi conformaron hace tiempo una burbuja. Filtran lo que realmente desean que trascienda del mejor jugador del mundo. Basta con conocer bien un poco a la familia para certificar que la exposición pública y mediática es inevitable, pero por dentro nunca se apartaron del bajo perfil ni quitaron los pies sobre la tierra.

   Y ahora no es la excepción. No largan prenda en torno al nivel de negociación con Barcelona. Elaboran la estrategia y pasos a seguir en la intimidad. Basándose además en los consejos profesionales del departamento legales que asiste a Leo.

   Sobre todo porque la salida de Messi se tornó en una cuestión de estado. Para el club español no se trata una salida más. Lo que está en materia de discusión es nada menos que una piedra esencial del gran cimiento que conforma Barcelona en la actualidad.

   La cronología reciente marca que Leo Messi le comunicó a Barsa, mediante un burofax, la decisión de emigrar ya mismo. La estela mediática y las esquirlas que generó puertas hacia adentro de la institución provocó que el mundo siguiera en paralelo lo que sucede con el coronavirus como lo que pasará con el futuro inmediato del rosarino más famoso de la modernidad.

   El viaje y reciente arribo de Jorge, papá y representante del 10, a suelo catalán no fue de placer como en otros veranos europeos. Llegó para ver de qué manera puede ponerle punto final a la estadía del crack en Barcelona. El contrato deportivo, al menos para el mundo exterior, indica que caducará en junio de 2021. Sin embargo, los Messi consideran que podrían cerrar la etapa a la brevedad, valiéndose de algunas cláusulas, por cierto.

   Anteayer hubo una primera reunión entre Jorge y el presidente de Barcelona, Josep María Bartomeu. No hubo consenso. Ni para llegar a un acuerdo por una salida como a un posible cambio de postura del capitán argentino. No obstante, las negociaciones siguen su normal curso en aguas turbulentas, contaminadas por el mar de las conjeturas en el campo de las suposiciones.

   Mientras tanto, Leo recibió ayer a su papá en su casa. También participó su hermano Rodrigo. Lo hizo luego de jugar al pádel con su amigo, el delantero uruguayo Luis Suárez. La charla entre los Messi fue en Castelldefels, según indicaron medios españoles, y se extendió por espacio de una hora. También informaron que el 10 se pasa la mayor parte del tiempo refugiado en la calidez de su hogar rodeado de su esposa y tres hijos.

   Pero hoy podría no ser un día más. Jorge Messi encabezará un nuevo diálogo con la máxima autoridad catalana, el presidente Josep María Bartomeu. La temática estará basada y centrada en el futuro inmediato del jugador. Sobre todo porque el rosarino de 33 años ya expresó no querer saber nada con seguir en el club, pese a que no será nada simple llevarlo a la práctica. Hay cuestiones legales de sumo interés y peso que podrían desencadenar en una batalla judicial si cada cual sigue con la rígida postura.

   Será labor de Jorge hacer los movimientos correctos cuando hoy se enfrente al titular culé como marca la lógica. Como buen padre y consejero leal ahora enfrenta una de las decisiones más trascendentes de la carrera deportiva de Leo como es la posible salida de Barcelona tras 16 temporadas. Puede suceder que sigan porque no queda más remedio que acatar la letra fina del contrato ¿O vendrá alguien a pagar la cláusula de 700 millones de euros para llevarse al 10? En este contexto todo es posible. Pero el consejo del papá será determinante. Mientras tanto, la negociación sigue con final tan incierto como muy abierto.

“No creo que Leo esté mal asesorado”.

La incertidumbre en torno a qué será del futuro de Leo Messi sigue en aumento. Hoy podría haber novedades (ver aparte). Mientras tanto, el ex directivo y precandidato a presidente de Barcelona, Toni Freixa, habló con Catalunya Radio y afirmó que “no creo que (Leo) esté mal asesorado, pero el cliente siempre tiene la razón”. El abogado además dijo que “accedí al contrato de Messi y al burofax y esto no podía ir muy lejos”.

   Toni Freixa se mueve como pez en el agua, El precandidato a las elecciones a la presidencia que tendrán lugar en marzo de 2021, analizó el caso Messi en un reconocido programa radial de Catalunya.

   El letrado no cree que Messi haya estado mal asesorado por sus abogados: “El cliente siempre tiene la razón, supongo que le avisarían que no por enviar el burofax iba a tener la razón. Pero si decidió seguir adelante tienen que defenderlo. Aunque Barsa se plantó en su postura”, expresó.

   “Ahora Messi puede presentar una demanda y pedir ya el tránsfer provisional, pero ya sabe que un juez puede decretar luego que su club de destino pague su cláusula de rescisión de 700 millones o una penalización muy alta y ningún club va a correr ese riesgo”, cerró firme y como dejando una luz de esperanza a que Leo siga en Barcelona.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario