Ovación

Banfield fue campeón tras 113 años de espera

Para el Taladro la hora y media que duró el partido ante Boca fue casi interminable. Es que debió sufrir durante todo el duelo para poder coronarse tras más de un centenar de años. Cayó en la Bombonera por 2 a 0, pero se aseguró el título gracias a que Newell’s, el único que le podía arrebatar la corona, cayó ante San Lorenzo.

Lunes 14 de Diciembre de 2009

Quizás 90 minutos en 113 años no signifiquen demasiado. En reglas generales puede que así sea. Pero para Banfield la hora y media que duró el partido ante Boca fue casi interminable. Es que debió sufrir durante todo el duelo para poder coronarse tras más de un centenar de años. Cayó en la Bombonera por 2 a 0, pero se aseguró el título gracias a que Newell’s, el único que le podía arrebatar la corona, cayó ante San Lorenzo.

Así el Taladro consiguió el primer título de su historia. Por eso, sobre el final del choque poco importó la caída. Lo mostró la emoción del entrenador Julio Falcioni, quien no podía contener las lágrimas cuando aún no había terminado el partido. También lodemostró el equipo con una tímida vuelta olímpica tras el pitazo final de Diego Abal.

Quizá como una radiografia de cómo se juega hoy en los torneos, Banfield estuvo perdido. No encontró juego ni definición y pagó por dos errores defensivos frente a un Boca cuya imagen no fue mucho mejor que la que entregó en los últimos tiempos, aunque esta vez le sonrió la victoria.

El primer tiempo no alcanzó la intensidad esperada porque Boca consiguió una temprana ventaja y adoptó una actitud conformista, y Banfield no pudo armarse en ataque, ya que ni Erviti ni Rodríguez se hicieron cargo de la conducción y los delanteros cayeron reiteradamente en posición adelantada.

Iban 6 minutos cuando Gaitán llegó al área por izquierda y Barraza, torpemente, lo golpeó con el pie en la cara. Abal cobró el penal, y Palermo, con un remate al medio del arco, abrió el marcador.

Una sola vez más Boca iba a volver a pisar con chances el área rival. Fue a los 24’ a través de una buena acción de Marino, que arrancó desde el medio y abrió hacia la izquierda para Colazo, que no pudo devolverle la pared al ex Newell’s.

La primera situación clara de Banfield fue a los 9’ con un tiro libre de Rodríguez, que Abbondanzieri desvió al córner.

Después el Taladro sólo llegó por arriba, y a través de esa vía ganó en tres ocasiones (dos de Víctor López y otra de Santiago Silva) dentro del área de Boca, pero careció de puntería.

Cuando la etapa se moría, dispuso de su situación más clara. Erviti envió un pelotazo al área de Boca, Silva la bajó para la entrada de Fernández, quien quedó mano a mano ante Abbondanzieri, pero su remate, mal ejecutado, se fue a un par de metros del palo izquierdo.

En el complemento Banfield intentó ser más agresivo. Hubo otros dos cabezazos de López en el área de Boca, a los 7’ y 9’, de nuevo desviados.

Cuando nada lo hacía preveer, Boca aumentó. A los 14’ Morel Rodríguez ejecutó un tiro libre desde la izquierda, Paletta la devolvió al medio, para que Palermo, descuidado, derrotara a Lucchetti.

La tranquilidad que le generaba a Banfield la derrota de Newell’s hizo que el flojo nivel del partido empeorara.

Al final hubo festejos banfileños y respeto boquense en la acotada vuelta olímpica, que seguiría en el Florencio Sola.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS