Ovación

Autos y raros peinados nuevos

Martes 21 de Noviembre de 2017

La imagen que dio siempre fue que hacía lo que quería sin que le importara lo que digan. A las prácticas de Central iba con un Volkswagen tipo escarabajo viejo al que siempre había que empujar y en Estudiantes andaba con un Jepp Ika corto también antiguo. Ni hablar de los cambios de peinado.

¿Era rebeldía o gusto?

No, eso era yo. Un tipo auténtico que, como dije, hice lo que quise. Me gustaban esos autos viejos y sentía cambiar mi peinado. Era mi esencia y no me lo cuestionaba. Siempre fui fiel a lo que sentía. Y nunca me encuadré dentro de declaraciones políticamente correctas ni demagógicas. He tenido mis discusiones con los dirigentes, con mis compañeros, con los entrenadores, con los periodistas. Y lo hice porque en ese momento era lo que sentía, más allá de si estaba equivocado o no.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario