Ovación

Atlético, victoria y clasificación

Plaza venció a Newman y lo despojó del invicto. Con el triunfo entró en los play off y consiguió un lugar en el Nacional de Clubes.

Domingo 13 de Septiembre de 2015

Se animó a soñar y lo hizo a lo grande. Luchó por ese sueño y lo hizo realidad “defendiendo con coraje lo que dicta el corazón”, como rezó una bandera colocada en frente del Grand Stand. Después de cinco años Atlético del Rosario clasificó a los play off del torneo de la Urba, después de que derrotó a Newman 32-31, en un partido muy parejo en el que, además, despojó a su vencido del invicto que ostentaba. De yapa, el conjunto del pasaje Gould también se aseguró un lugar en el Nacional de Clubes 2016. Fue, para las huestes rosarinas, una tarde redonda.

   El encuentro tuvo todos los ingredientes para ser considerado un partidazo: Fue intenso, de marcador cambiante y de un final incierto. Newman mostró las cartas desde el arranque. Con un juego muy dinámico y veloz intentó abrir la cancha, utilizando la ductilidad de sus backs. En ataque se transformó muy rápido en el equipo letal que es y fiel a su escuela llegó al try de Gutiérrez Taboada moviendo la pelota con una precisión admirable. Pero así como en ataque costaba marcarlo, cuando Plaza lo presionó no pudo soportarlo. Tras la salida del try, Atlético se metió en terreno rival y lentamente empezó a ahogar a la defensa visitante, logrando quebrarla pocos minutos después, en el try de Juan Manuel Lescano con el que las cosas volvían a foja cero.

   Después las acciones se hicieron muy parejas y sólo la efectividad de Gutiérrez Taboada en los envíos a los palos modificaba el marcador y estiraba las diferencias.

   Más allá de ir en desventaja, Atlético mostró mucho temple y lejos de entregarse fue por más. El try de Enzo Ocampo puso por primera vez a Plaza al frente en el marcador, pero esa ventaja duró unos pocos minutos, ya que antes del final, Newman volvió a inclinar la balanza aprovechando el hombre de más por la amarilla a Rodríguez Gurruchaga.

   El parcial se cerró 18-14 favorable a la visita, pero por lo expuesto se esperaba un segundo tiempo inquietante, como lo fue.

   El complemento siguió siendo palo a palo, con un poco menos de intensidad pero sin concesiones. Considerando que Newman venía comiéndose crudo a sus rivales, lo que estaba haciendo Atlético hasta ahí ya era digno de destacar. Pero estaba para más. Sin saber lo que ocurría en el clásico platense, apretó los dientes y fue a buscar la victoria, que encontró en los últimos veinte minutos. La conquista de Santiago Dorigón (tras un gran dibujo de Juan Pablo Estellés dejando varias marcas en el camino en poco metros), abrió la puerta de la esperanza, el penal de Martín Rodríguez Gurruchaga ratificó el camino y el try de Ignacio Beltramino sellaron una victoria inolvidable. El triunfo no se podía escapar. Ya en tiempo adicional Javier Urtubey descontó, pero ni por asomo logró empañar la fiesta bordó y celeste. No era para menos. El primer objetivo, el de entrar en los play off, estaba cumplido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS