Ovación

Atlético de Tucumán dio el batacazo y le ganó 2 a 0 a Huracán en su cancha

Atlético Tucumán, esta vez menos ingenuo en defensa y nuevamente filoso del medio hacia arriba, se anotó esta tarde merecidamente su primera victoria en el Apertura, aunque tal vez por una diferencia exagerada, al superar en Parque de los Patricios por 2-0 a un Huracán que extraña demasiado a sus figuras que emigraron y perdió su tercer partido consecutivo.

Jueves 03 de Septiembre de 2009

Atlético Tucumán, esta vez menos ingenuo en defensa y nuevamente filoso del medio hacia arriba, se anotó esta tarde merecidamente su primera victoria en el Apertura, aunque tal vez por una diferencia exagerada, al superar en Parque de los Patricios por 2-0 a un Huracán que extraña demasiado a sus figuras que emigraron y perdió su tercer partido consecutivo.

Los tucumanos, que fueron superiores en la segunda etapa  cuando prevalecieron por ambas bandas con el ex Boca Juniors David  Drocco por la derecha y Sebastian Longo por la izquierda,  desequilibraron con goles de Juan Pablo Pereyra y del ex Huracán y Gimnasia de  Jujuy, Pablo Calandria.   

La visita fue de menos a más en el primer tiempo. Dominados en  los diez minutos iniciales, rechazaron sin miramientos, para no  incurrir en los errores defensivos que les costaron las derrotas  ante San Lorenzo e Independiente. Luego equilibraron y desde la  media hora pasaron a prevalecer.

Huracán, también extrañando a Mario Bolatti (convocado a la  selección) se manejaba con el tandem de los Díaz, Leandro, como  pivote en el centro, y Rodrigo, volcado un poco más hacia adelante y a  la izquierda. Los tucumanos abrían mejor la cancha y trataban de  llegar con más gente en ataque, pero ni unos ni otros conseguían  pesar en los metros finales. 

A los 14, los dirigidos por Héctor Rivoira estuvieron cerca de  abrir el marcador en una secuencia tipo blooper, cuando tras un  córner desde la izquierda, el zaguero Filipetto se llevó el balón  por delante y lo rechazó apenas por encima del travesaño.

Poco después, tras un córner desde la derecha, Pereyra ganó en  el área de cabeza pero el arquero local respondió bien. Huracán  también dispuso de una de Rodrigo Díaz tras un corner desde la  derecha.

El último tramo de ese parcial fue de Atlético, con la  apertura de Drocco por la derecha y con el “Pulga” Rodríguez moviéndose  con peligro en los últimos metros.

La más clara la tuvo la visita, con desborde de Drocco, pase  al medio y remate franco de Erroz que el arquero Monzón pudo arañar  para mandar al córner por encima del horizontal.

Creció el medio tucumano en el arranque del segundo tiempo.  Musto apretó a Toranzo y comenzó a crecer Longo en el traslado,  después de una primera mitad sin luces. A los 7, en la situación más  clara hasta ese momento, Rodríguez quedó mano a mano con Monzón,  pero ganó el arquero. La situación se repitió a los 14, el delantero  trató de levantarla por encima del arquero, pero éste volvió a  ganar.

Pero la tercera fue la vencida. El recuperado Longo maniobró  contra la raya izquierda, se sacó la marca y envió un centro que  Pereyra conectó cruzado de cabeza para poner el 1-0.

Se le simplificaron las cosas al Atlético después de ponerse  en ventaja, más aun después de la salida por lesión de Rodrigo  Díaz, que venía pisando con dificultad desde el primer tiempo.

La visita encontró espacios, abrió aun más la cancha e hizo  pesar a sus individualidades más inspiradas, como Drocco, Godoy,  Pereyra y Rodríguez.
Fue justamente el reemplazante de éste último, Calandria,  quien anotó el segundo gol a los 35. Tras otro envío desde la  izquierda, Pereyra vlvió a ganar de cabeza, esta vez para bajarla para que  el ex Gimnasia de Jujuy definiera y lo festejara con ganas, a  pesar de su lejano pasado “quemero”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario