Ovación

Atalaya lo ganó a pura defensa

El Azul derrotó a Santa Paula por 65 a 62 y sigue invicto como local.

Domingo 25 de Febrero de 2018

Pueden cambiar las formas, la estética y los pormenores, pero en casa Atalaya siempre gana y el invicto del Ornati en la División Santa Fe del Torneo Federal ya sumó su noveno eslabón.

Lo sufrió Santa Paula de Gálvez (65 a 62), un elenco experimentado que sabe plantear partidos enmarañados y al que no le asustan las canchas en las que las hinchadas se hacen sentir. Y los pibes rosarinos tampoco le escapan a tirarse de cabeza y por eso salió un partido bastante chato, muy luchado. Si hay que ensuciarse, a revolcarse por una pelota.

Y esta vez Atalaya lo ganó desde la defensa, a través de las manos bien estiradas para desviar cada pase y por las piernas rápidas para volver a campo propio e incluso robar desde atrás algún balón mal manejado.

El equipo de Mariano Junco superó un momento duro en el segundo parcial cuando le costó atacar la zona visitante y también supo suplir a los jugadores cargados de faltas.

Párrafo aparte para el gran rendimiento del Colo Rava, quien mostró su desenfado para ser una pesadilla en defensa y un atrevido en ataque.

Eso sí, no sobraba nada porque los errores eran moneda corriente para ambos bandos y los porcentajes de lanzamientos fueron muy pobres.

Por eso no fue extraño que de sacar 14 puntos en el tercer parcial tras buenas intervenciones de Rava y Godoy, el Azul quedó sólo tres puntos arriba en el parcial final cuando no supo aprovechar una falta antideportiva a su favor y luego le permitió a Santa Paula meterse en el encuentro.

Pero en un partido más peleado que jugado, la balanza se inclinaría para el que lo deseara más. Y si algo le sobra a Atalaya es hambre. Dos robos consecutivos le dieron la chance de tomar ventaja y aunque los libres no entraron, una suma de bloqueos para ganar la posición más la frenética carga al rebote aseguraron la victoria.

Cuando no luce en ofensiva, lo gana con sacrificio en defensa. En Rosario, Atalaya es imbatible y se anima a soñar.

Por David Ferrara

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario