Ovación

Atacaron a balazos la casa de un dirigente de Central Córdoba

Dos disparos dieron en el portón de la casa de Carlos Rodríguez, nuevo vocal suplente del club de barrio La Tabalda. La causa: no sacar el boliche que funciona en la sede.

Martes 01 de Abril de 2014

A Central Córdoba lo persiguen las malas. Y de las peores, como fue el caso de la noche del domingo, cuando delincuentes balearon el portón de la casa de un dirigente que ni siquiera había asumido sus funciones con la nueva comisión directiva que recién anoche tuvo su primera reunión oficial. Dos balazos calibre 22 oficiaron de "aviso", junto a un anónimo clarito: "Poker no se toca". Y mafioso: "Llegamos a tu casa, llegaremos hasta donde ustedes quieran".

¿Qué es Poker? El complejo bailable "Poker Night", que funciona desde octubre de 2011 en la sede de Central Córdoba, de avenida San Martín 3250.

"Era una hoja carta cuadriculada, escrita con birome y resaltada, la vi después de los disparos, que fueron a eso de las 23.30, cuando en mi casa estaban mis dos hijos con mi mamá, porque yo había salido a buscar a mi esposa", contó Carlos Rodríguez a Ovación, el hincha de Central Córdoba que sufrió la cobarde agresión, quien estaba entusiasmado con acompañar al nuevo presidente Carlos Lancellotti en busca de la "Recuperación Charrúa", como es el nombre de la agrupación que ayer empezó a conducir los destinos del club de barrio Tablada.

Sobre los motivos de la agresión, sostuvo: "No tengo ni idea de quién está a cargo del local bailable que está en la sede del club, ni de los términos del contrato. Sólo sé que era uno de los 20 o 25 temas para tratar como prioritarios, sobre todo porque conocemos que existen denuncias de vecinos". Este tema de lo que origina el boliche bailabe en los tres años que lleva en la sede de avenida San Martín, no sólo es por el movimiento joven sino por hechos de violencia, como el ocurrido a fines de junio de 2012, cuando balearon a cinco personas en la puerta, luego de que un muchacho fuera expulsado del local.

Claro, este hecho le hace replantear su decisión de formar parte por miedo a lo que pueda pasar. Por lo pronto, "me tomaré unos días para evaluarlo. Tengo el apoyo de todos mis compañeros, pero es difícil", confió quien en la lista oficial ocupa un puesto como vocal suplente.

"No quería un cargo importante, sólo me interesa colaborar por el club. Junto a Miguel Sutich estaba como encargado del estadio, con la idea de que no faltara nada para que los jugadores pudieran entrenar y jugar los partidos con todo en orden", contó Carlos.

"No estaba yendo a la cancha. Pero me llamó Carlos (Lancellotti) y me entusiasmé para acompañarlo. Estuve como directivo pero hace casi 15 años, cuando estaba Eduardo Bulfoni como presidente", explicó Rodríguez sobre su presencia en la nueva dirigencia. Y confió que "ser charrúa es una herencia familiar. Mi viejo, Severo, acompañaba a los equipos en los viajes a Buenos Aires y lo hizo durante 10 años".

En principio, esto no es futbolístico, pero no se debe descartar. La nueva CD y la policía debe estar atenta.

"Nada que ver"

“No tenemos nada que ver con el hecho. Como pusieron Poker, podrían haber puesto cualquier cosa”, señaló Molina, uno de los dueños de Poker Night, en declaraciones a programa radial rosarino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario