Ovación

Asume el único que no fue detenido

Wilmar Valdez, titular de la Asociación Uruguaya y vice de la Conmebol, será ungido en reemplazo del suspendido y detenido Napout.

Viernes 11 de Diciembre de 2015

En medio de la mayor crisis de su centenaria historia, la Conmebol realizará hoy una reunión de emergencia en la que buscará poner algo de orden en medio del desconcierto que reina en la entidad.

El imponente cuartel de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) en la ciudad paraguaya de Luque, en las afueras de Asunción, será el escenario de una extraña reunión de comité ejecutivo en la que habrá más ausencias que presencias.

La lista de ausentes comienza por quien aún figura como presidente de la entidad, el paraguayo Juan Angel Napout, que fue detenido hace una semana en Zurich en un nuevo capítulo del mega escándalo que sacude al fútbol internacional y ya aceptó su extradición a Estados Unidos.

Se espera que el uruguayo Wilmar Valdez, el único de los tres vicepresidentes de la Conmebol que no está detenido, asuma hoy oficialmente el comando del organismo en reemplazo de Napout, que un día después de su arresto fue suspendido por la comisión de ética de la Fifa por 90 días.

Valdez, quien hace menos de dos años era el vicepresidente de Rentistas, un humilde club uruguayo, se convertiría así en el cuarto jefe de la organización sudamericana desde mayo de 2013. Los tres anteriores —el paraguayo Nicolás Leoz, mandamás durante 27 años desde 1986, el uruguayo Eugenio Figueredo y Napout— ya cayeron bajo el látigo implacable de la justicia estadounidense.

"No tenía programado ser presidente de la Conmebol, pero estas cosas vienen así y no se eligen. Hay que afrontar la situación, el fútbol sudamericano es demasiado importante en el mundo como para estar sin conducción", afirmó Valdez, quien una vez conocida la detención de Napout viajó inmediatamente a Asunción para coordinar la transición.

De asumir el mando de la Conmebol, Valdez debería dejar su cargo como presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF). El rompecabezas que se debe rearmar, sin embargo, abarca a todos los estamentos del fútbol sudamericano.

El venezolano Rafael Esquivel y el chileno Sergio Jadue, los otros dos vicepresidentes de Conmebol en la gestión de Napout, ya no forman parte del comité ejecutivo tras ser detenidos. Jadue, quien hasta hace pocas semanas presidía la asociación chilena, se declaró culpable en el marco de la investigación que lleva adelante la fiscal Loretta Lynch por la trama de sobornos en la cesión de los derechos comerciales y televisivos de múltiples torneos.

El boliviano Carlos Chávez Landívar, tesorero de Conmebol y ex titular de su federación, se encuentra preso desde hace cuatro meses por una causa judicial en su país, mientras que el argentino José Luis Meiszner, secretario general de la entidad, se entregó el miércoles a la Justicia.

Otro cargo que está vacante es el del ecuatoriano Luis Chiriboga, uno de los directores de Conmebol, que fue imputado la semana pasada por la fiscalía estadounidense junto a otros 15 directivos de América y se encuentra en prisión preventiva en su país.

También el ex presidente de la Federación Colombiana Luis Bedoya, que ya confesó en Estados Unidos, y Marco Polo del Nero, que pidió licencia como presidente de la Confederación Brasileña, dejaron recientemente sus cargos en Conmebol.

De esta manera, además de Valdez, sólo Luis Segura —quien aún debe definir su continuidad como presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) tras una fallida y escandalosa votación— (ver página 8), el paraguayo Alejandro Domínguez y el peruano Edwin Oviedo pueden aferrarse aún a sus puestos. En total, por lo menos ocho de los 12 cargos del ejecutivo contemplados originalmente en los estatutos se encuentran en el limbo.

La ocupación de esos puestos, sin embargo, no será el único tema de discusión hoy en Luque. Se espera una agenda cargada pese a que la Conmebol, fiel a su opacidad habitual, emitió un muy breve comunicado en el que sólo adelantó que hoy habrá "una reunión de carácter extraordinaria".

En caso de que asuma Valdez, deberá definirse en primer lugar si completará el mandato de Napout, que vence en 2019, o si se renuevan antes las autoridades.

También figuran en la agenda de la Conmebol la continuidad de las reformas emprendidas en los últimos meses por Napout, que convocó a una consultora internacional a tal fin, y nuevos proyectos como el ranking sudamericano de clubes. La organización de la Copa América Centenario, que conmemorará los 100 años de la organización sudamericana, y la cooperación con la federación estadounidense y la Concacaf (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol) prometen ser otros de los puntos ríspidos de la reunión.

El de hoy, de todas formas, seguramente no será el último encuentro del año en Luque, ya que el martes 22 de diciembre está previsto el sorteo de la Copa Libertadores 2016, el principal torneo de clubes de la organización. La gala que se suele realizar para la ocasión, sin embargo, es posible que esta vez tenga un poco menos de fastuosidad, al menos para aparentar.

Deluca, bajo arresto domiciliario

Eduardo Deluca, ex secretario general de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), quedó detenido ayer bajo arresto domiciliario luego de que el juez federal Daniel Rafecas dispusiera el beneficio en el marco del expediente por el pedido de extradición solicitado por Estados Unidos en la causa por el escándalo de corrupción en la Fifa.
  Deluca se presentó detenido en los tribunales de Retiro y solicitó la eximición de prisión pero el juez Rafecas, quien tramitará el pedido de extradición a los Estados Unidos, se la rechazó y le concedió el arresto domiciliario, además de ordenar el allanamiento de sus oficinas.
  Ayer, el abogado de Deluca, Marcelo Caremi, había hecho el pedido de exención de prisión ante el juez aduciendo problemas cardíacos y su avanzada edad, ya que tiene 75 años.
  El fiscal Gerardo Pollicita, actuante en la causa por la extradición, dictaminó en contra del pedido de Deluca.
  El otro directivo con pedido de captura de la fiscalía general estadounidense, José Luis Meiszner, se presentó el miércoles ante la justicia federal de Quilmes acompañado por su abogado Omar Daer.
  Los pedidos de extradición serán tramitados luego de que la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, solicitara la captura internacional de 16 nuevos acusados por la investigación de corrupción en la Fifa.
  José Luis Meiszner y Eduardo  Deluca se suman a los argentinos involucrados en el escándalo por supuestas coimas para las transmisiones de televisación de los campeonatos de fútbol internacional y lavado del dinero en bancos estadounidenses.
  Dos de los acusados que fueron excarcelados en Argentina son los empresarios Hugo y Mariano Jinkis, mientras que el ex CEO de Torneos y Competencias, Alejandro Burzaco, se entregó en Estados Unidos y cumple arresto domiciliario tras pagar una fianza de 20 millones de dólares.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS