Juegos de Playa

Argentina va a la conquista del oro en los Juegos de Playa

La selección de fútbol playa venció 2 a 1 a Paraguay y jugará la final con Brasil, último campeón y gran favorito del torneo, que ayer goleó con autoridad a Colombia 7 a 4

Sábado 23 de Marzo de 2019

En el noveno y penúltimo día de los IV Juegos Suramericanos de Playa 2019 en Rosario hubo de todo. Sol, populosa hinchada, reclamos y sabor a gloria. El seleccionado argentino de fútbol venció ayer 2 a 1 a Paraguay, en una semifinal difícil y trabada que se pudo dar vuelta gracias a los tantos del rosarino Lucas Ponzetti y Manuel Bordón, a sólo un minuto del pitazo final. Y hoy, a las 14.15, el combinado nacional jugará la final con la superpotencia de este deporte: Brasil, el último campeón, que ayer venció con contundencia a Colombia 7 a 4. Se viene otro superclásico de América del Sur.

El estadio Rojo, el de mayor capacidad del torneo (4 mil personas), se vio ayer prácticamente colmado. Primero jugaron Guyana y Venezuela, por el noveno puesto (ganaron los guyanos 4 a 3). Un encuentro donde curiosamente se destacó y fue aplaudido el médico argentino Matías Muglia por un verdadero gesto de "fair play" al no dudar en atender a un jugador de Guyana, delegación que no pudo viajar con médico.

De todos modos la hinchada sólo quería ver jugar a Argentina y lo demostró con banderas celestes y blancas y bailando y cantando en las gradas.

Durante en calentamiento del equipo, Ovación dialogó con el técnico argentino Hernán Magrini, quien adelantó cuál sería el quinteto inicial que entraría a la cancha (Dardo Cortés; Leandro Marino, Luciano Sirico, Lautaro Benaducci y Manuel Bordón. Luego ingresaron Axel Rutterschmidt, Emilio Holmedilla, Lucas Ponzetti, Emanuel De Sosa y Maximiliano Ponzetti). En ese momento el entrenador se había mostrado cauto ante el rival difícil que se avecinaba.

"Paraguay es el segundo equipo en supremacía después de Brasil, tienen un técnico brasileño", apuntó y así dejó en claro un sello que caracteriza a los mejores equipos de fútbol playa (a Brasil, Paraguay, Ecuador y Perú los dirigen entrenadores brasileños).

Al final, tras el triunfo y cuando ya la medalla de plata estaba garantizada volvió a hablar con este diario y sólo dijo: "Ganamos, pero fue un parto".

Y no exageró. El equipo albiceleste comenzó perdiendo en el primer tiempo por un gol del paraguayo Carlos Carballo. Mientras, el equipo guaraní se mostró ofensivo y virtuoso en chilenas y salidas desde abajo y con jueguitos de su arquero Carlos Ovelar, quien con esta estrategia hacía retroceder a los argentinos y remató al arco más de una vez.

Aunque brilló también bajo los tres palos el argentino Dardo "Tiky" Cortés, de San Isidro. Argentina no encontraba el gol pero insistía y el equipo que había pasado la fase de grupos invicto tras ganarle a Perú (7-2), a Guyana (9-0) y a Colombia (5-3) parecía destinado a caer.

Pero no. En la segunda parte, Argentina estuvo más ofensiva (aunque desaprovechó muchas situaciones debajo del arco y no conseguía igualar el marcador.). Y llegó, como dice el dicho popular, "la tercera y la vencida". Los últimos doce minutos fueron de Argentina. El equipo puso todo, mientras Paraguay intentaba dormir la pelota y cometía todos los foules que no había hecho en los dos tiempos anteriores. Así fue que en un tiro libre, el 10 rosarino y menor de los hermanos Ponzetti, igualó con un gol fulminante por el que corrió toda la cancha hacia la platea sur de su arco, donde festejó junto a su padre Ariel, ex réferi y ayer absolutamente disfónico por alentar a sus hijos, y un hermano más, Jonathan, que se dedica a la música.

También por la misma vía y a 60 segundos del final fue Bordón quien consiguió el 2-1 de la merecida victoria que todo el público vivó tapando las canciones de Queen, AC/DC y Los Palmeras que habían sonado durante el encuentro.

Maxi Ponzetti salió de la cancha llorando a mares. "Lo queríamos ganar y pudimos: este equipo es grandioso. Aún no lo puedo creer, fue gracias a toda esta gente, a los amigos, la familia, los alumnos que vinieron: mis alumnos, nada menos (dijo el jugador y maestro de la Escuela Nueva Esperanza del barrio qom)".

Su hermano Lucas cerró confiado: "Pudimos con una potencia, ahora vamos por otra".

El aporte que harán al medallero estos dos rosarinos se suma a las ya contabilizadas por los locales Roy Lura (oro, en rugby), Julia Arino (plata y oro por equipos en aguas abiertas), Federico Pacheco (bronce, remo), Nicolás Capogrosso (plata, vóley) y Tobías e Ignacio Giorgis (6 medallas entre ambos en esquí náutico).

En las plateas

En una de las gradas se lo vio mirando atentamente el partido de fútbol al técnico de la atleta olímpica Yanina Martínez. Lejos de las pistas por sólo 36 minutos, se mezcló con los más fanáticos hinchas argentinos del fútbol de playa. También se vio a varios grupos de escolares: los cien de la Escuela San Jorge (de Italia 1145) y los de la Escuela 58 (de Ayacucho y Zeballos) con sus delantales blancos, entre otros. Unos 50 alumnos de 4º a 7º, quienes bailaron en las gradas junto a sus maestras. Una de ellas se animó a un reclamo: "Hubiera sido bueno que pongan a disposición de los escolares el transporte público, nos costó mucho llegar".

Quienes también reclamaron fue un grupo de vecinos que llegó con banderas y redoblantes desde barrio Saladillo. "Rosario con leptospirosis", decían los estandartes de familiares y amigos del primer muerto en este mes: Sandro Lobo, de 42 años. Los organizadores les pidieron que bajaran las banderas y luego se retiraron en calma acompañados por agentes policiales.

Debut de Stand Up Paddle Surf

Brasil fue ayer protagonista con 3 medallas de oro y una de plata en el debut del stand up paddle surf (SUP). Y Argentina logró tres medallas. En sprint femenino, plata de Natalia De la Lama en 51,65s; en la masculina, el bronce de Diego Soreira con 46,25s y plata de Juliana González en técnica con 51,65m.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});