Rusia 2018

Argentina tuvo un debut con las mismas dudas

El equipo de Sampaoli reiteró los problemas estructurales que todavía le impiden forjar una identidad de juego

Sábado 16 de Junio de 2018

Obtener una victoria en el primer partido mundialista es clave. Más allá de las formas. E independientemente del adversario. Porque el resultado favorable en el inicio de una competencia tan corta y determinante otorga el tiempo y la tranquilidad necesarias para desarrollar los ajustes que sean pertinentes. Aunque los aspectos a reformular sean muchos. Pero no. Argentina no ganó.

¿Por qué?
Y no ganó porque desde lo colectivo el seleccionado nacional evidenció idénticos problemas tácticos a los exhibidos en las eliminatorias y amistosos previo al Mundial. Porque se volvió a mostrar impotente en lo ofensivo, como así vulnerable en lo defensivo. Una síntesis de un equipo que no logra formatear una identidad futbolística que proyecte una potencialidad técnica que sí tienen algunos de sus jugadores.
Le alcanzó con un trabajo cooperativo admirable a Islandia para contener a la Argentina, incluso bien cerca de su arco, como desafiando a la riqueza de cualidades de Messi y alguno más. Y le bastó a los vikingos con contadas incursiones para exhibir la endeblez del esquema defensivo que Sampaoli no logra conformar, al punto de disponer un esquema que ni siquiera a él convence.
Ni Messi lo hizo
La prolijidad de los diez jugadores de Islandia acomodados y dispuestos en su propia área era provocada por una combinación de pases albicelestes para tratar de romper con el escudo vikingo. Era una cuestión de paciencia e insistencia. Hasta el mínimo error, aunque sea aparente, alcanzaba para derivar en un penal. Y llegó. Pero Messi, el que no falla, esta vez falló y el empate comenzó a sacar título de residencia.
¿Entonces?
Ahora la tranquilidad no será tanta. Y el tiempo se mensura diferente. En ese contexto Sampaoli deberá corregir. Porque el jueves está Croacia. Donde las equivalencias son diferentes a la de Islandia. Por lo que en ese contexto el entrenador deberá descubrir las variantes indispensables para ganar, porque el triunfo ahora sí es una estación que se impone.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario