Ovación

Argentina tuvo héroes, no proyectos

Ojalá la selección argentina llegara al Mundial 2018 con un proyecto similar a los de España y Alemania

Sábado 02 de Junio de 2018

Ojalá la selección argentina llegara al Mundial 2018 con un proyecto similar a los de España y Alemania, como precisa la pluma quirúrgica del periodista Lucas Vitantonio en la página que acompaña estas líneas. Pero eso nunca ocurrirá. Es imposible que en el fútbol argentino haya un cerebro capaz de bancar a un entrenador que colecciona derrotas o no logra objetivos. Mucho menos que banque al DT de la selección. Si por esas cosas que sacuden a los mundiales, Argentina se va de Rusia 2018 en primera fase, ¿alguien se imagina que Sampaoli seguirá? Es cierto que el Zurdo firmó contrato hasta Qatar 2022 y que el presidente de la AFA, Claudio Tapia, declaró que no lo destituirá del cargo por más mal que le vaya en tierras moscovitas. Se saluda con honores la intención de Chiqui. Pero ni él mismo se lo cree. Porque si Argentina no pasa el filtro de Islandia, Croacia y Nigeria o dice adiós en octavos o cuartos de final, el ciclo de Sampaoli volará por los aires. Así tenemos formateada la psiquis. La mayoría de los habitantes de este bendito país piensa con esa lógica. Es que si algo moviliza a los argentinos es el ejercicio de la autodestrucción cuando los resultados no son los soñados. Alguno traerá a colación que Marcelo Bielsa sobrevivió al derrumbe futbolístico de haber quedado eliminado en la primera rueda en el Mundial 2002. Tan cierto como que el Loco nunca más fue el mismo tras aquel fatídico suceso en Corea-Japón. Siguió al mando de la selección, incluso rompió con el maleficio y armó un equipo que logró la primera medalla de oro en los Juegos Olímpicos 2004, pero el costo que pagó fue altísimo. El periodismo y la gente lo volvieron más loco de lo que estaba y renunció. Utilizó la célebre frase "me quedé sin energía". Realmente lo que le pasó fue que nunca se sacó de encima aquel fracaso. Sus inmaculadas conductas terminaron pisoteadas. Entonces no hay que temerle miedo a que Argentina llegará a Rusia sin un proyecto reconocible. A excepción de la refundación que provocó Menotti para ganar el Mundial 78, la selección siempre tuvo héroes inmortales. En México 86 fue Diego Maradona y ahora lo tiene a Lionel Messi.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});