Ovación

Argentina se perdió y cayó 2 a 0 contra Brasil en el Superclásico de las Américas

Brasil hizo lo más coherente para evitar que Argentina se acercara en el marcador, se abroqueló atrás, aprovechó que Argentina jugó en línea en la zona defensiva y se hizo fuerte en el medio.

Domingo 12 de Octubre de 2014

Con muchos errores defensivos y atrapados en la maraña tejida por Brasil, Argentina perdió 2 a 0 en el Superclásico de las Américas en Beijing, en el que Gerardo Martino comenzó a inculcar su matriz futbolística.

Argentina fue la que empezó siendo más incisiva, porque todo el planteo ofensivo se hizo fuerte desde la figura de Lionel Messi por la derecha y de Angel Di María por la izquierda, con mucha presión en el mediocampo.

Brasil, decididamente apostando al contraataque con Neymar y Diego Tardelli, esperó los embates albicelestes, para salir rápido con William y lo que pudiera aportar Danilo.

El primer indicio claro del dominio fue una buena combinación de Di María con el Kun Agüero que terminó con un remate alto de Fideo. Pero ese dominio argentino duró apenas un cuarto de hora, porque Brasil ajustó sus líneas, se desdobló y comenzó a apretar la posición de Messi, anulando la carta más creativa del equipo de Martino.

En un centro de la derecha, y tras un yerro de Zabaleta y Federico Fernández, el balón le quedó a Tardelli, quien de volea dejó sin chances a Sergio Romero poner el 1 a 0 parcial.

Ahí apareció la cara más vulnerable de Argentina. Imprecisa en el quite y en la segunda jugada, con intenciones claras y una lenta reacción para descifrar el esquema rival. Conclusión: Brasil se hizo fuerte.

Casi en el final del primer tiempo el árbitro marcó una falta de Miranda sobre Di María en el área y el penal lo ejecutó Messi. Mal pateado y Jefferson adivinó la intención y evitó la caída de su valla.

Para el complemento, Argentina no ajustó ninguno de los detalles que necesitaba ajustar y en ese terreno Brasil se hizo más fuerte aún, con un Neymar que estuvo intratable por momentos.

Falencias en defensa, con desacoples y demasiados expuestos, lo que hicieron vulnerable al conjunto del Tata. Brasil pegó nuevamente y fue casi un golpe de nocaut. Tras un córner desde la izquierda, David Luiz le ganó a Fernández, y en el segundo palo apareció Tardelli para vulnerar a un Romero que se quedó estancado en la línea, y no atinó a salir a cortar el envío.

Brasil hizo lo más coherente para evitar que Argentina se acercara en el marcador, se abroqueló atrás, aprovechó que Argentina jugó en línea en la zona defensiva y se hizo fuerte en el mediocampo.
Sobre los 33 minutos, Messi probó con otro tiro libre que Jefferson volvió a sacar al córner y Argentina se vio atrapada.

El desorden argentino y los espacios que encontró Brasil en las entrelíneas permitieron la hegemonía del conjunto de Dunga.

Argentina inició el recambio. Llevará tiempo. Traerá otros nombres. Y con ellos la selección del Tata comenzará a asomar más compacta y más próxima a lo que el DT quiere.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario