Ovación

Argentina sacó estadía en Río

Venció a México, es finalista, clasificó a los Juegos Olímpicos y desató un festejo grande.

Sábado 12 de Septiembre de 2015

El abrazo del gran capitán Luis Scola con un espectador de lujo, Emanuel Ginóbili, fue una de las imágenes imborrables de una noche para el recuerdo. Con tesón, garra y actitud, el seleccionado argentino de básquet se sacó de encima a un duro México, y nada menos que frente a su público. Fue victoria por 78 a 70 en una de las semifinales del Preolímpico y, lo más trascendente, se alcanzó la añorada clasificación a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Si bien se logró el objetivo, todavía queda más para Argentina. Esta noche, a las 22 (TyC Sports), definirá el título frente a la sorprendente Venezuela comandada por el entrenador argentino Néstor "Che" García, que superó a una Canadá plagada de NBA por 79 a 78 (20-19, 38-37 y 58-60).

Perdido entre los simpatizantes mexicanos que colmaron el Palacio de los Deportes, Ginóbili sufrió y gozó con la selección argentina, cuatro años después de haberse coronado con la celeste y blanca en el Preolímpico de Mar del Plata, clasificatorio para Londres 2012.

En el primer cuarto, el base Facundo Campazzo, la gran figura argentina, no sólo anduvo derecho para el aro sino que asistió con acierto al pivote Marcos Delía. Pero los demás no entraron en sintonía y encima la defensa argentina tuvo serios inconvenientes para evitar los lanzamientos de Jorge Gutiérrez y Francisco Cruz.

Los tiros externos del seleccionado de Sergio Hernández defeccionaron en el segundo cuarto, con un Chapu Nocioni desconocido (1-4 en dobles y 0-3 en triples en el primer tiempo).

El mal parcial de Argentina, en el que estuvo casi 5' sin encestar y 11 puntos abajo, no lo pagó con una diferencia mayor favorable a México (40-35) porque los aztecas también estuvieron desacertados.

Después del descanso, Argentina siguió con problemas en la marca y el azteca Héctor Hernández sacó provecho. La situación era difícil, pero aparecieron los triples argentinos, convirtiendo en un breve lapso 4 de 5, con dos de Safar y la misma cantidad de Laprovíttola.

A partir de la buena puntería en el epílogo del tercer cuarto y los rebotes que capturó Nocioni (13 en todo el partido), Argentina llegó al último parcial igualado en 62.

Con un triple de Safar y un doble de Laprovíttola, la selección alcanzó la mayor ventaja, la primera desde el primer cuarto, por 5 puntos. La diferencia casi se esfuma rápido. Otra vez aparecieron las decisiones equivocadas y México se acercó a dos puntos.

En ese momento de incertidumbre, la categoría de Luis Scola para anotar dos dobles elevó la cuenta (76-70).

Desesperado, México se sintió perdido y terminó chocando contra un seleccionado argentino que sin brillar mostró actitud y entrega. La emoción en el final de los históricos Scola y Nocioni, protagonistas de mil batallas, fueron la síntesis del "Alma Argentina". 

"Vinimos a ver dónde estábamos parados y nos llevamos la clasificación. Más no podemos pedir", destacó Sergio Hernández.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS