Ovación

Ardusso, a nuevo

El Fluence del parejense quedó destruido en San Juan y Renault lo reconstruyó.

Sábado 08 de Junio de 2019

Facundo Ardusso es el bicampeón de la categoría pero en este año tiene materias pendientes. De hecho, todavía no ganó y encima su compañero Leonel Pernía le mostró las garras ganando las dos primeras pruebas y dejándole claro que no le hará las cosas fáciles para el tri. Pero esos dos segundos puestos no fueron el problema, sino la tremenda piña que sufrió en la última cita, en El Villicum de San Juan, cuando el Fluence se quedó clavado en su cajón de largada y lo embistió el otro piloto de la región del STC 2000, el de Capitán Bermúdez Fabián Yannantuoni. Igual, la sacó baratísima. Gracias a que el golpe fue frontal pero no del lado del volante y porque su equipo, el Renault Sport, le reconstruyó el auto para que pueda volver a lucirse en su casa. Y vaya que lo hizo el de Las Parejas, clavando el mejor tiempo en los ensayos del Fangio, con apenas 15 minutos en pista. Se tiene fe para repetir hoy en la clasificación.

La caja de cambios traicionó al parejense en San Juan. Primero le pegó Mariano Werner que lo hizo girar y después el Patito, de frente, pero por suerte del otro lado del piloto, porque si no hubiera tenido peores consecuencias. Pero el auto las sufrió en serio. Prácticamente hubo que reconstruirlo en los talleres del rombo en Córdoba y se tardó una semana entera para que se pudiera montar todo de nuevo, porque la carrocería prácticamente se destrozó. Y el Flaco, agradecido, les prometió un asado y cumplió cuando fue a visitar a los mecánicos a esa provincia.

Claro que recién ayer pudo ponerse en pista de nuevo y encima con sólo 15 minutos de tanda, porque los primeros del campeonato tenían recortada esa posibilidad en el renovado circuito rosarino. El resto completó una hora. Pero al Flaco no le hizo falta más para comprobar una vez más que el Fluence es la marca a vencer. Bajó dos veces su tiempo y se lo bajó a su compañero Matías Milla para quedarse con lo mejor. Por supuesto, la verdad será en la clasificación, a las 16.10 (TyC Sports) y en la súper con los seis primeros.

Claro que no sólo el auto de Ardusso pasó por el taller. También el de Yannantuoni, que no le fue mejor. Ayer el Patito quedó penúltimo, 16º, tras haber sufrido problemas en el alternador. A Werner no le fue mucho mejor: 10º. El parejense, Milla, Agustín Canapino, Pernía y Bernardo Llaver, con el Cruze como el Titán, completaron un top five en el que Renault volvió a recuperar el protagonismo que le cedió a Toyota en San Juan. De hecho, el ganador de esa cita, Matías Rossi, fue 9º, y el escolta Julián Santero 17º y último.

"La verdad es que llegué con incertidumbre pero mi equipo hizo un trabajo bárbaro. Desde la primera vuelta me dio una confianza bárbara y pude hacer el tiempo que me deja tranquilo para clasificación y carrera", le dijo el Flaco a Ovación. "Valoro mucho el trabajo que hicieron, con mucha precisión, velocidad, coordinación y planificación. Espero devolverlo con una victoria, que es el gran objetivo".

Ardusso clavó su tiempo en 1m 40,172s, apenas 2 segundos más lento que su tiempo de clasificación de hace un mes en el TC. Y encontró "mejor presentada la pista aunque le falte un poco". Y se tiene fe. Cómo no, si está a nuevo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});