Ovación

Aquino, la figura de Newell's ante Boca, confió que "era lo que había soñado"

El fútbol es impredecible. Por eso es tan lindo. Y todo es cambiante, porque de acuerdo a lo que pase en el terreno de juego la idea de la gente puede trocar. En este punto ingresa Víctor...

Jueves 15 de Agosto de 2013

El fútbol es impredecible. Por eso es tan lindo. Y todo es cambiante, porque de acuerdo a lo que pase en el terreno de juego la idea de la gente puede trocar. En este punto ingresa Víctor Marcelino Aquino, que volvió al Parque en medio de un murmullo pero sabiendo que todo se puede cambiar con goles y buenos rendimientos. En su nueva presentación y en el arranque del ciclo del equipo campeón lo hizo de la mejor forma, gritando bien fuerte en La Bombonera y dejando en silencio al pueblo xeneize, que había ido en busca de un festejo. "Lo que pasó era lo que soñaba, porque quería ayudar al equipo y tener la posibilidad de cumplir" a la confianza que le entregó Alfredo Berti.

El paraguayo vivió horas doradas. Regresó al Parque tras su paso por Belgrano, tuvo algunas ofertas de otros clubes pero decidió quedarse a pelearla tras el pedido del Loco. Si bien arrancaba de atrás, le apareció la chance de ser titular cuando Urruti tomó la decisión de partir. En ese mismo instante el DT le tiró la pilcha de la titularidad para el debut de Newell's, para que comience a tener rodaje en su regreso. Y Aquino respondió de la mejor forma, con dos goles tremendos para abrochar un triunfo bárbaro de visitante y con un equipo que tuvo bajas importantes. "Me imaginaba un partido así y gracias a Dios se dio como lo pensaba", repasó el atacante ayer en diálogo con Ovación después de haber transitado instantes de gran alegría.

A pesar de todo lo hecho en la noche del martes en campo ajeno y las repercusiones que despertaron las dos notables definiciones el paraguayo mantuvo su cautela. Con un hablar pausado y pisando tierra firme, porque sabe que esta nueva historia recién comienza, confió que "uno trabaja para tener la oportunidad. Sin dudas que es algo muy lindo empezar de esta forma, con goles. Ahora espero poder seguir rindiendo".

Si hay algo que siempre es necesario es tener la confianza plena del DT, algo que recibió desde su regreso de Córdoba. E incluso desde el cuerpo técnico reconocieron que no sólo había satisfacción por los tantos que marcó y que le permitieron a la Lepra alzarse con una victoria valiosa, sino por "cumplir" con lo que se le había pedido. Y esto tiene que ver con la entrega a la hora de ensuciar la salida de Boca y dar una mano al momento de la recuperación de la pelota. "Es así. Yo quería convertirme en un jugador importante para Ñuls. Ojalá pueda seguir ayudando", esbozó.

El delantero siente también que está ante un desafío. Entiende que debe aportar lo mejor de sí para ingresar en el terreno del reconocimiento público, en este caso en la gente de Newell's, que tiene cierto recelo por su figura. La única manera de hacerlo es con juego y dando todo por el equipo. Así cualquier pensamiento puede ser modificado en un santiamén. "Voy a tratar de cambiar esa mala imagen que tiene la gente de mí con goles y aportando cosas para el equipo", reafirmó Aquino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario