Ovación

"Aprendí a querer a Central desde el primer momento", dijo Méndez

Su escala ascendente y gran conjunción actitudinaria lo posicionaron prácticamente, y sin proponérselo, para que se erija en el flamante capitán de un barco de gran porte que está enderezando su rumbo junto a un grupo de jóvenes marineros. Por más que no lo exteriorice, es uno de los emblemas que presentó esta renovada versión auriazul para afrontar una nueva temporada futbolera.

Jueves 03 de Septiembre de 2009

Su escala ascendente y gran conjunción actitudinaria lo posicionaron prácticamente, y sin proponérselo, para que se erija en el flamante capitán de un barco de gran porte que está enderezando su rumbo junto a un grupo de jóvenes marineros. Por más que no lo exteriorice, es uno de los emblemas que presentó esta renovada versión auriazul para afrontar una nueva temporada futbolera. "Sinceramente nunca me sentí como que vine de otro club. Desde un primer momento la gente me trató como si hubiese salido de las inferiores. Siempre sentí eso y es reconfortable", desliza con una sonrisa y mirada perdida Jesús Méndez. "A Central aprendí a quererlo de entrada. Por su hinchada, principalmente. La verdad es que estuve en otras instituciones, pero no tenía esta felicidad. Acá soy feliz, pese al momento duro que estamos pasando. Quiero mucho a esta institución y entiendo a los ex jugadores, quienes siempre decían en los vestuario que había que aprovechar cada momento porque este es un grande de verdad. Y se nota. Gracias a Dios disfruto, al igual que mi familia, que ya son unos canallas más", confesó el mediocampista mendocino con humildad.

"Estoy muy contento con este presente. Si bien por ahí a veces las cosas no salen como uno quiere, también debo decir que estoy con mucha confianza y tranquilidad. Sobre todo después de que me eligieron para que sea el capitán de este equipo. Eso me reconforta porque me hace crecer como jugador y persona", amplió Méndez.

En las dos primera fechas del torneo Apertura, Central logró cosechar los seis puntos. Pero otro de los puntos salientes que hace relucir a este equipo es que Jesús se plantó con firmeza en el corazón del mediocampo. "Puede ser que ahora se note un poco más mi trabajo. Pasa también que Ariel (Cuffaro Russo) me está dando la oportunidad de jugar en el puesto donde más cómodo me siento. Internamente sé que estoy rindiendo, pero trato de no volverme loco porque esto recién es el principio", relató.

Desde su arribo a Arroyito viene lidiando para zafar del descenso. Año tras año. Pero el hecho de que el canalla sea prisionero del promedio no le quita el sueño de pensar en grande. "Uno como jugador tiene en mente que quiere salir campeón con Central. O al menos poder jugar una Copa internacional", agregó el aguerrido volante. "Y como sé que este equipo tiene mucho para dar, espero que podamos seguir demostrándolo dentro de la cancha porque todos queremos poner al club en el lugar que se merece. Y lo vamos a lograr", sostuvo con la convicción de un gran capitán.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario