Ovación

Apareció como un fantasma

En lo que en la previa asomaba como una promesa de buen rugby, Duendes y Gimnasia se encargaron de ratificarlo. ¿Cómo? Jugando en ochenta minutos un partidazo. 

Domingo 14 de Junio de 2015

En lo que en la previa asomaba como una promesa de buen rugby, Duendes y Gimnasia se encargaron de ratificarlo. ¿Cómo? Jugando en ochenta minutos un partidazo. En Las Delicias, en el marco de la tercera fecha del Torneo Regional “60º Aniversario de la Unión Santafesina de Rugby”, certamen donde está en juego la Copa Banco Municipal de Rosario, verdinegros y auriazules jugaron un encuentro entretenido, de ida y vuelta y con propuestas claras de juego. Ganó Duendes porque fue más eficiente en los metros finales y porque además contó con un pateador exquisito como Genaro Carrió que tuvo el ciento por ciento de efectividad, algo que en un partido parejo termina inclinando la balanza. El 38-32 final refleja claramente la exigua diferencia entre ambos.
  Desde el arranque del partido, los dos mostraron sus cartas de presentación en las que figuraban en el primer ítem la intención de jugar. Cada uno apeló a su libreto y cuando atacó obligó a su rival a defender con extrema puntillosidad ya que un error se pagaba caro.
  No se dieron tregua y cualquiera pudo haber sido el ganador, porque fue palo a palo todo el partido. La exigua diferencia del final, Duendes la sacó cuando el partido entraba en su ocaso. Y lo hizo con oficio y también con una cuota de oportunismo. En ese momento caliente del partido, donde la moneda caía para un lado o para el otro, el Fantasma sacó a relucir ese plus que le da la experiencia de algunos de sus hombres, como la de Nannini por ejemplo, y aprovechó su momento para pegar una estocada que resultó letal ya que sacó una diferencia que, por una cuestión de tiempo, terminó siendo irremontable para GER. Obligado por el resultado (Duendes ganaba 31-25), el equipo del parque Independencia se lanzó a jugar, pero no contó con el oportunismo de Emiliano Narvaja, quien interceptó la pelota y se fue derechito al try, en una de las pocas pelotas que tocó en toda la tarde. Ahí se definió el pleito.
  Duendes fue adelante en el marcador la mayor parte del partido, haciendo gala de ser un equipo que en los últimos metros no perdona. Esto no hizo otra cosa que destacar el trabajo de GER, que aún estando abajo en el marcador nunca perdió la compostura y se aferró a su libreto de jugar de todos lados. Tan convencidos estuvieron de ello que muchas veces pusieron en aprietos a su rival y desnudaron falencias defensivas en el pentacampeón.
  Más allá del resultado GER ratificó que es un serio candidato a pelear por el título. Ayer acarició la victoria, esa que se la terminó llevando el fantasma simplemente porque fue más contundente y efectivo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS