Clásico rosarino

Antes de morir hay que disfrutarlo

Las consecuencias que dejarán esos 90' modificarán el destino de cada club. Nada será igual el día después para Newell's y Central.

Domingo 10 de Febrero de 2019

Nunca hay exageración ni grandilocuencia con todo lo que se diga o se escriba del clásico rosarino. Porque desde el mismo momento en que la creencia popular asegura que todo amante del fútbol antes de morir debería disfrutar de un Newell's-Central o viceversa, al partido que se jugará esta tarde en el Coloso le cabe cualquier desborde periodístico. Sencillamente porque las consecuencias que dejarán esos 90', más lo que adicione el árbitro Diego Abal, modificarán el destino de cada club. Nada será igual el día después para Newell's y Central.

Es cierto, ninguno de los dos dejará de existir, pero a Newell's se le vendrá el mundo encima si no logra cortar con la hemorragia de derrotas que viene sufriendo en los últimos años contra Central.

Aquella eliminación en cuartos de final por Copa Argentina es una daga que se clava en el orgullo del hincha leproso. Una herida cortante que ya no resiste ni el cicatrizante de las palabras. Por eso a Newell's no le queda otra que ganar. El funcionamiento del equipo invita a creer en que esta vez puede lograrlo.

Central llega más aliviado, pero con su juego en la nebulosa. El título del año pasado lo exonera de todo. Incluso de una derrota.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});