Ovación

Ante Racing por la Copa Argentina, Central quiere que Salta sea la más linda

Esta noche desde las 21.30  el equipo de Eduardo Germán Coudet se jugará una parada brava frente a Racing en busca de la final de la Copa Argentina.

Viernes 23 de Octubre de 2015

Un partido interesante. Una semifinal para ver. Dos propuestas diferentes y ambiciosas. Dos academias por un objetivo. Central y Racing en pugna. La atracción es intensa. Las expectativas son muchas. Y Salta que se metió de lleno en la definición de esta serie por Copa Argentina como un verdadero dueño de casa. Donde mucho se habla de la mística del club de Avellaneda. Pero más se comenta del fútbol que desarrolla el conjunto canalla. Porque aquí, los hinchas de los diferentes equipos, mayoritariamente de Boca y River, ponen en valor el rendimiento de los dirigidos por Coudet. Y por eso propios y extraños hoy irán al estadio Padre Martearena a las 21.30 para ver los 90 minutos que comenzarán cuando Federico Beligoy dé la orden de inicio.
  El Chacho ya definió todo desde temprano. La ratificación de Alvarez por la ausencia obligada de Villagra debido a una lesión, el regreso de Salazar al lateral derecho tras ser suplantado por suspensión por el Loncho Ferrari y el cambio habitual en esta competencia del Melli García por Caranta en el arco. Después, los mismos intérpretes para garantizar el funcionamiento pretendido, ese que le permitió ser el escolta de Boca en el torneo y el de llegar a esta semifinal por Copa Argentina.
  Claro que, la obsesión del entrenador canalla siempre depara una corrección o variante en el planteo táctico, más por tratarse de un contendiente que sabe lo que juega y entiende de qué se trata este partido decisivo.
  Sustentado en la fortaleza del rendimiento, Coudet tiene como virtud la determinación de que su equipo sea protagonista siempre, asumiendo los riesgos necesarios pero tratando de no quedar expuesto por la ambición, ya que también registró las dificultades que tiene su matriz futbolística cuando el equipo espera o retrocede apurado, y en ese sentido vino trabajando en los últimos tiempos. Central es el rival más incómodo para cualquier equipo que lo tenga que enfrentar. Es ordenado y temible, profundo y contundente, con variantes ofensivas y con un pibe con calidad e inteligencia para generar los espacios. Sí, Giovanni Lo Celso, la revelación del segundo semestre del 2015.
  Pero en el fútbol nadie gana en la previa. El imprevisto es la esencia de la magia que tiene este deporte. Y más aún en instancias decisivas, donde el que se equivoca pierde y el que pierde asume con los costos.
  Por ello el Chacho habrá tomado nota tras ver el encuentro del domingo a la noche entre Racing y Boca, como así habrá registrado las variantes que ensayó Diego Cocca, quien preocupado por la fácil transición que tuvo Boca y teniendo en cuenta la velocidad y habilidad con la que juega en ese sector el Canalla, puso a Videla junto a Cerro y Aued para probar un dispositivo de mayor contención, con Acuña como un cuarto volante, flexibilizando así el 4-3-3 con el que está habituado a competir.
  Con Grimi en lo justo físicamente, Bou ausente y con Diego Milito en el banco, es cierto que su estructura se resiente un poco, no obstante es el último campeón del fútbol argentino y también protagonista del actual torneo de 30 equipos.
  Las disposiciones tácticas dibujan el plano del partido, pero después todo queda en los pies de los ejecutantes y allí la obra dependerá de ellos, por lo que el resultado será el que definirá quién se queda con la escritura de lo edificado y con ella el pasaje a la final, en la que Central quiere llegar para tomarse revancha de la que no pudo ganar el año pasado.
  Ahora sólo es cuestión de esperar, cuando la noche caiga sobre las montañas, al pie de ellas estarán Central y Racing jugando por una victoria luminosa.
 

Coudet lo espera con tranquilidad

Desde que pisó suelo salteño, Eduardo Coudet marcó el territorio. En el rápido contacto que mantuvo con la prensa en el aeropuerto morigeró las ansiedades y se alejó de todos los pronósticos. “Estamos muy bien, tranquilos y esperando que llegue la hora de jugar”, respondió a la requisitoria de un canal local cuando lo consultó sobre una eventual final con Boca. Para luego confiarle a Ovación la satisfacción de disputar estas instancias. “Es muy motivante que estemos en vísperas de un encuentro tan intenso”, dijo el Chacho, al tiempo que respondía con una amplia sonrisa el pedido de fotografías de los hinchas, imagen que se repitió en el hotel Sheraton.
  El técnico relativizó también las eventuales ausencias de Racing y sostuvo que en estas circunstancias los partidos “son intensos”.
  Se mostró, tranquilo, distinto a ese técnico que vive asociado al vértigo en sus palabras y movimientos.
  “Estamos bien, tranquilos”, reiteró después el Chacho de cara a la semifinal que promete 90 minutos de tensión.

La capital salteña le sienta bien al Canalla por Copa Argentina

¿Cuentan los antecedentes y estadísticas? Son apenas datos, fehacientes por cierto. Central jugará hoy en Salta, ciudad en la que desde que se juega la Copa Argentina visitó en dos ocasiones intentando mantenerse en la competición. Y salió airoso.
  Ambas fueron en la edición 2011/12 cuando Juan Antonio Pizzi era el entrenador. La primera vez fue el 02/02/2012 y los canallas, en 32avos. de final, derrotaron 1 a 0 a Guillermo Brown de Puerto Madryn con gol de Julio Mozzo de penal. ¿El equipo en aquella ocasión? Jorge Broun; Paulo Ferrari, Leonardo Talamonti, Matías Lequi y Germán Rivarola; Federico Vismara (62’ Leonardo Monje) y Julio Mozzo; Santiago Biglieri (82’ Omar Zarif), Federico Carrizo y Ricardo Gómez (62’ Jesús Méndez); Gonzalo Castillejos.
  Y la otra fue el 29/03/2012. Empató 1 a 1 ante Vélez (gol de Jesús Méndez de tiro libre) y luego ganó por penales. La figura fue el Mellizo Manuel García, que atajó dos penales en la definición. Esa noche Central salió a la cancha con: García; Ferrari, Nahuel Valentini, Lequi y Zarif; Biglieri (89’ Rivarola), Reinaldo Alderete (65’ Ricardo Gómez), Mozzo y Méndez; Monje (80’ Antonio Medina) y Castillejos.
  Más allá de estos dos antecedentes será la octava vez en su historia que juegue un partido en la provincia de Salta. Las estadísticas marcan que ganó 2, empató 4 (en una de esas pardas y ganó en los penales) y perdió solamente una vez. Los otros partidos fueron ante Central Norte (0-0 en el Nacional 1974 y 1-0 en el Nacional 1982), Juventud Antoniana (0-0 en el Nacional 1983) y frente a Gimnasia y Tiro (perdió 1-0 en el Apertura 1993 y empató 1-1 en el Clausura 1998).

Datos Carlos Durhand

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS