Ovación

Alfredo Jesús Berti se juega su futuro en Newell's, con Belgrano en Córdoba

El director técnico rojinegro necesita lograr una victoria mañana ante el Pirata para oxigenar su continuidad. Un ciclo que atravesó dos momentos diametralmente opuestos.

Miércoles 19 de Febrero de 2014

Newell's afrontará mañana un partido trascendental. Porque más allá de los tres puntos que habrá ante juego ante Belgrano, en el estadio Mario Alberto Kempes, lo que podría definirse es la continuidad del cuerpo técnico que conduce Alfredo Jesús Berti. Y esto no es algo que instala la prensa ni piensan los hinchas, al contrario, ya que fue el propio DT quien expresó tras la dura derrota ante Gimnasia que "el jueves será un partido importantísimo" y que "los resultados ponen plazos". En este contexto, el cotejo ante el Pirata tendrá consecuencias para el mundo rojinegro. Según pudo averiguar ayer Ovación lo que estará bajo la lupa y terminará inclinando la balanza para un lado o el otro, será "tanto el resultado como el formato del encuentro". El apoyo incondicional de los jugadores está, los directivos también respaldan aunque la situación los preocupa y los ocupa, y todos coinciden en que hay que revertir urgente la mala racha de once partidos sin triunfos. El propio DT sabe mejor que nadie que en el fútbol mandan los números y si las cosas no salen no se quedará atado al cargo porque eso empeoraría la situación. Nadie tenía en los planes que luego de jugarse apenas tres partidos del 2014 el puesto de entrenador haya entrado en un cono de dudas. Por eso vale la pena repasar todo el ciclo Berti para comprender las razones que llevaron a esta situación límite que se precipitó de manera repentina, donde todo parece librado a lo que ocurra en los próximos 90 minutos.

El fútbol y su análisis tienden a instalarse en los extremos. A premiar con halagos desmesurados los ciclos favorables y a defenestrar con saña las rachas negativas. Alfredo Jesús Berti desde que tomó la posta de Gerardo Martino a mediados del año pasado atravesó sin escalas por las dos circunstancias, y este tal vez haya sido el peor pecado. Porque el arranque fue demoledor con once partidos donde la efectividad en puntos rondó el 80 por ciento y dominó a voluntad la tabla de posiciones de un torneo que se le terminó escapando de manera increíble. Incluso no hay que olvidar que el último torneo Inicial 2013 lo tuvo a Newell's a un gol de aspirar al desempate por el título, pero la igualdad 2 a 2 en el Parque ante Lanús lo privó de jugar un mano a mano por el campeonato ante San Lorenzo, que terminó dando la vuelta olímpica.

Pero qué ocurrió para que un equipo que peleó por el título hasta la última fecha del certamen pasado, ahora apenas jugados tres partidos de la temporada siguiente ya tenga al técnico bajo la lupa. Sencillamente la respuesta más contundente está en los números. Porque el ciclo global de Berti incluye 22 partidos y aquí el contraste es demoledor. Los primeros once juegos fueron extremadamente positivos y los halagos llegaban desde los cuatro costados de la tribuna. Pero hubo un click justo a la mitad, que se dio en el clásico ante Central. Porque en los segundos once juegos la curva de rendimiento y productividad se desplomó. El equipo no pudo ganar más y encima arrancó este 2014 envuelto por el mismo estigma. Porque en este torneo Final empató con Boca, fue goleado por Gimnasia y en el medio perdió por la Copa Libertadores en la visita a Atlético Nacional de Medellín (ver infografía).

Así el corte transversal del ciclo Berti arroja excelentes números en el comienzo y una cosecha paupérrima en la segunda mitad. En este contexto, como una gotera que fue creciendo sin pausa, se puede decir que a Berti el banco de suplentes se le fue inundando de dudas y así la astucia del DT estará en asomar la cabeza del agua y reinventarse. Necesita recuperar la línea de flotación y corregir el rumbo de un equipo que fue perdiendo consistencia individual y colectiva.

Berti es un hombre de fútbol, que como todo entrenador tuvo aciertos y errores, y que ahora está ante uno de los desafíos cruciales de la profesión, que es capear el temporal en situaciones límites para renovar la confianza de propios y extraños. Newell's jugará su partido ante Belgrano, pero el DT tendrá un pleito aparte en lo que refiere a su continuidad. La sensación de partido límite domina la escena.

"Depende del resultado y de la forma", repitieron una y otra vez las fuentes consultadas por Ovación sobre las consecuencias que puede traer el partido de mañana ante Belgrano. Berti es un gladiador de mil batallas y ahora está librando una nueva contienda: ganar para seguir como DT leproso.

Todavía no recuperó la dinámica perdida

Toda la expectativa para cortar la racha adversa que se inició en el torneo pasado estaba depositada en la realización de la pretemporada de verano. El grupo venía cansado luego de un 2013 muy exigente y tras el receso era clave recobrar la dinámica de un equipo que jugaba de memoria. Aún no recobró la plenitud física ni futbolística.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS