Ovación

Alfaro y los seis ítems para que Central sea confiable

Gustavo Alfaro utilizó la segunda mitad del torneo pasado para hacer un análisis exhaustivo del plantel auriazul. A fin de año elaboró las conclusiones para revertir lo que él mismo consideró una "campaña paupérrima" en el Apertura. Al entrenador no le tembló el pulso y en el amanecer del 2009 puso manos a la obra.

Jueves 22 de Enero de 2009

Gustavo Alfaro utilizó la segunda mitad del torneo pasado para hacer un análisis exhaustivo del plantel auriazul. A fin de año elaboró las conclusiones para revertir lo que él mismo consideró una "campaña paupérrima" en el Apertura. Al entrenador no le tembló el pulso y en el amanecer del 2009 puso manos a la obra. Por lo que se observa en el día a día de la pretemporada en Tandil el DT basó la reconstrucción futbolística de Rosario Central en seis pilares fundamentales.

Primero armó un grupo a su medida, donde la contracción al trabajo es una regla que no se negocia. Lo segundo fue potenciar el liderazgo futbolístico de Ezequiel González, quien será el buque insignia de los ataques canallas. En tercer lugar apostó por refuerzos con hambre de gloria, que juegan con los dientes apretados y que llegaron con la necesidad de hacer un buen torneo para progresar desde todo punto de vista.

El pilar número cuatro es el acondicionamiento físico, donde el objetivo es que se pueda mantener el ritmo de presión sobre el rival durante los 90 minutos, algo que no ocurrió el campeonato pasado. El quinto elemento es el trabajo artesanal que realiza el DT en el ensamble colectivo, ya que ordena, repite y machaca constantemente sobre lo que debe hacer el jugador en cada acción de partido. El sexto ítem es que Gustavo Alfaro ya tiene el equipo en la cabeza, salvo alguna lesión o la llegada de otro refuerzo, para el debut oficial ante Estudiantes, que será el segundo fin de semana de febrero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS