Ovación

Alfaro: "Quiero once guerrilleros que se pinten la cara y vayan al combate"

El técnico canalla expresó hoy al término de la práctica auriazul en Granadero Baigorria que el equipo "está en deuda con la gente y con la historia de Central" y que lo hecho hasta ahora es "malo". Se mostró muy satisfecho con las incorporaciones de Matías Escobar y Pablo Alvarez y destacó que lo de Lima "está casi hecho".

Viernes 09 de Enero de 2009

El técnico canalla expresó hoy al término de la práctica auriazul en Granadero Baigorria que el equipo "está en deuda con la gente y con la historia de Central" y que lo hecho hasta ahora es "malo". Se mostró muy satisfecho con las incorporaciones de Matías Escobar y Pablo Alvarez y destacó que lo de Pablo Lima "está casi hecho".

El técnico de Rosario Central, Gustavo Alfaro, se mostró muy satisfecho hoy con las incorporaciones que realizó hasta el momento la institución pero destacó que pretende quiero "un equipo de once hombres, que sean once guerrilleros que se pinten la cara, que vayan al combate y que peleen los 90 minutos por ganar un partido" al tiempo que se sinceró y dijo que lo hecho por el plantel hasta ahora es "malo" y que se está en deuda con la "gente y la historia" del club.

En declaraciones radiales ni bien terminó el entrenamiento, Alfaro fue consultado sobre qué equipo vería el hicnha auriazul a partir del próximo torneo. Al respecto señaló que "un equipo que se identifique con el sentimiento la gente. Más que nada porque la gente de Central estaba muy sufrida y hoy el equipo está en deuda con la gente, está en deuda con la historia de Central. Nosotros lamentablemente no podemos formar un equipo de la noche a la mañana y no se puede cambiar una tendencia con la voluntad de un solo hombre. Pero nosotros sabemos lo que nos estamos jugando. Sabemos lo que padece y sufre la gente de Central, que es un público maravilloso. En buena hora que lo tenemos a favor pero tenemos que dar otra respuesta dentro del campo de juego porque la verdad que ha sido malo lo que hemos hecho hasta acá. Tenemos que intentar poner un equipo que dignamente vista la camiseta y defienda el orgullo del hincha de Central. Después podemos jugar bien, regular o mal, no me interesa. Pero yo quiero un equipo de once hombres, que sean once guerrilleros que se pinten la cara, que vayan al combate y que peleen los 90 minutos por ganar un partido ".

El entrenador canalla también se refirió a las incorporaciones e indicó que "Gonzalo Choy González es un volante que tiene cinco goles por torneo y tener un jugador así es lo mismo que tener un delantero que haga diez. Conoce muy bien la función y aporta mucho en el área de enfrente por su capacidad y su altura. Pablo Alvareez es un lateral con temperamento, mentalidad ganadora natural y permanente. De pronto estaba incómodo por no jugar en Catania y a Central le cae muy bien por la idiosincracia del jugador. Y el Tata Escobar es un chico formado acá y cuando hablé con él se ilusionó mucho. Porque al jugador que se va de su club de origen le queda la sensación de no haber triunfado en su club. La familia también se entusiasmó, es fanática de Central. El me dijo que no veía la hora de entrar al Gigante, de sentir a la gente y poder jugar. Fue defensor y se transformó en volante, tiene las características de Jesús Méndez. En el caso de Pablo Lima, si se llega a dar, también sería importante. Anoche hablé con su representante y me dijo que ya estaba cerrado. El jugador es de un perfil fuerte y me dijo que tiene que venir a romperla a Central porque quiere recuperar su puesto en la selección uruguaya".

El entrenador abundó que "son jugadores que se adecuan a las necesidades futbolísticas que tenemos. Este es un equipo que necesita tener recambio y mayor solidez en un sector del campo que para mí es de mitad de cancha hacia atrás. Es un equipo que tiene que tratar de recuperar  más rápido y más lejos la pelota, que tiene que tener una capacidad de presionar mucho más arriba. Para arriba va bien porque genera situaciones, el problema es que en determinados momenrtos del partido se para, se parte y de pronto terminaba siendo muy largo. En la medida que ajustemos esas líneas vamos a defender mejor, recuperar más arriba y funcionar mejor".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario