Ovación

Al igual que River, Boca también quedó fuera de la final de la Copa Libertadores ante los brasileños

El equipo de Russo la pasó mal en Brasil, Santos lo goleó y lo dejó sin final de la Libertadores. El sueño de un nuevo súper se esfumó el martes y ayer ni el xeneize pasó

Miércoles 13 de Enero de 2021

Después de que River quedó eliminado ante Palmeiras, Boca era el único argentino que quedaba con chances de llegar a la final de la Copa Libertadores de América, más si se tiene en cuenta que acudía al partido revancha ante Santos con el arco en cero, tras el empate en la Bombonera.

Ya sabía desde la noche anterior, que su archirrival había quedado eliminado y que solo dependía de lo que expusiera en Vila Belmiro.

Es conocido que Miguel Angel Russo no es un técnico que le guste la propuesta de ir a buscar los partidos, de ser partícipe necesario, se siente más cómodo con la idea de mantener el arco en cero y buscar en el contragolpe su arma letal.

Pero se encontró con un rival quen también propone lo mismo, con una diferencia, su respuesta ante una jugada de contragolpe a favor la utliza como un arma letal.

Lo sucedido en la ida en la Bombonera, había dejado una sensación de que Santos trató de mantener el arco cerrado para tirar toda la carne al asador en la vuelta, en su cancha, a la que conoce de memoria.

A la luz de los hechos, Cuca sabía que sus jugadores iban a cambiar esa imagen anodina de local.

Y así fue, desde los primeros minutos manmejó el partido a su antojo viendo que enfrente no había un rival que lo exigiera.

Solo necesitaba abrir el marcador. Fue a los 16’ cuando Soteldo hizo una finta en el área y el disparo -tras una mano de Licha López en el medio- llegó a los pies de Diego Pituca, quien giró y la clavó en la red.

En el segundo tiempo, Russo hizo dos cambios poara revertir el marcador. Nada varió. A los 48’ Soteldo estiró la cuenta y ahí se derrumbó el castillo de naipes. Dos minutos después, Lucas Braga sentenció la serie y se terminó la ilusión Xeneize. Después vino la expulsión de Frank Fabra y el paseo del “Peixe”, quien se dedicó a regular el partido y si no fuera por Andrada, hubiese sido un marcador más abultado. Fue el fin de una ilusión que no tuvo sustento.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS