Ovación

Al final respiraron por Aymar

Casi siempre la sensación fue de asfixia. Por eso el 2 a 2 conseguido por Las Leonas ante Corea a un minuto del final gracias a un golazo de Luciana Aymar no pudo menos que traer alivio a un conjunto al que le costó romper la rígidez del equipo asiático que sí hizo su negocio.

Miércoles 01 de Febrero de 2012

Casi siempre la sensación fue de asfixia. Por eso el 2 a 2 conseguido por Las Leonas ante Corea a un minuto del final gracias a un golazo de Luciana Aymar no pudo menos que traer alivio a un conjunto al que le costó romper la rígidez del equipo asiático que sí hizo su negocio. Con este resultado, Las Leonas terminaron segundas en su grupo y mañana enfrentarán a China, un seleccionado de características similares al que enfrentaron ayer.

Argentina sabe de antemano que encontrarse con un equipo asiático resulta siempre una parada complicada. La clave está en evitar caer en su propuesta y apostar por el juego que las lleve por el buen camino. Ayer por momentos cayó en el ritmo coreano, basado más en la exigencia física que en la tenencia de la bocha.

Sin pasar mayores sobresaltos, recién en el segundo tiempo lograron posicionarse mejor en el campo. Para colmo, en las dos oportunidades corrió de atrás en el marcador. A los 21' y a los 67' la capitana Lee puso en ventaja a su equipo, aunque Barrionuevo primero y Aymar después, respectivamente, hicieron que esa felicidad durara segundos. Igualaron inmediatamente. La diferencia fue que para cuando marcó la Maga se extinguía el partido. Por eso el grito fue de desahogo.

Como siempre, las coreanas asfixiaron en las marcas. La postal más común del partido fue ver a una argentina rodeada de por los menos cinco asiáticas y por eso, más allá de que Las Leonas hayan estado firmes en la defensa, quedó claro que no pudieron exponer su mejor repertorio. Los rostros de fastidio de las chicas argentinas hablaban de la impotencia. Apenas pudieron generar un corto en el primer tiempo (en el segundo lograron tres) y escasearon las jugadas claras de gol. Aymar logró desequilibrar en algunas oportunidades, pero sólo en dos estuvo cerca de convertir.

En la obra en la que Argentina está acostumbrada siempre a ser la actriz principal ayer no tuvo todo el protagonismo. Justamente esa falencia se notó en el resultado. Pero hay signos de que el recambio va por buen camino, a pesar de que mañana volverán a tener una dura parada y en la que no querrán detenerse.

Hoy habrá jornada de descanso y mañana se disputarán los cuartos de final. Las Leonas deben mejorarse bastante.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario