Ovación

Al Diablo le faltó uno

Independiente erró el último penal en la definición tras el 0-0 y Gremio festejó el título.

Jueves 22 de Febrero de 2018

La expedición del Rey de Copas a tierras brasileñas no tuvo el final que esperaba una parte de Avellaneda. La Recopa Sudamericana le fue esquiva al Diablo, que aguantó estoicamente durante más de 75 minutos con uno menos frente a un Gremio que recién encontró la victoria en los tiros desde el punto del penal tras el 0 a 0, al cabo de los 120 minutos de juego, por los 30' de alargue.

Lo que fue a buscar Independiente a Porto Alegre fue la copa internacional número 18. Lo que más quería era sumar un nuevo galardón internacional. Valió el intento y el aguante que tuvo, pero la lotería de los penales le terminó jugando en contra.

Todas aquellas buenas intenciones futbolísticas que tenía Independiente para jugarle de igual a igual a Gremio se hicieron trizas antes de la finalización del primer tiempo. Es que este equipo de Ariel Holan estaba en condiciones de plantarse en el Arena do Gremio, pero la expulsión de Amorebieta rompió con los esquemas preestablecidos. Dicho sea de paso, el defensor del Rojo cometió una fuerte infracción, pero el árbitro paraguayo Enrique Cáceres lo expulsó a través de la aplicación del VAR. Lo cierto es que iban 41' de la primera etapa y a Independiente le quedaba un largo trecho por recorrer.

Esto hizo que el técnico moviera rápidamente el banco de suplentes y que las ambiciones futbolísticas se redujeran. Rápidamente el zaguero Luis Figal ingresó por Leandro Fernández, mientras que en el reinicio Martín Benítez hizo lo propio por el Torito Diego Rodríguez.

El Rojo tuvo sus chances como para marcar, pero por obvias razones Gremio fue el equipo que más situaciones favorables tuvo. Y en ese trámite intenso el arquero Campaña fue clave para mantener el cero hasta el final.

Sobre el final hubo un par de jugadas en la que el Rojo pudo tener un momento de gloria, pero por lo sucedido en los 120 minutos el empate no le cayó mal. Es más, Gremio se mostró más punzante, aunque quizá no todo lo que la situación ameritaba. Es que otra vez volvió a jugar mucho tiempo con uno más, tal como ocurrió en el encuentro de ida (1-1) con la expulsión de Emmanuel Gigliotti. Por eso se rescata la labor de Independiente.

Ya en los penales, Gremio acertó los cinco y Martín Benítez falló el último. Allí fue cuando el Diablo no pudo meter la cola.


Tranquilos

"Hicimos un gran esfuerzo durante los dos partidos porque jugamos mucho tiempo con uno menos. Tenemos un gran equipo y vamos a seguir creciendo", dijo Holan.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario