Ovación

Ajax le dio un cachetazo al Real Madrid y lo eliminó de la Champions

El equipo holandés le ganó en el Bernabéu por 4 a 1, luego de perder 1-2 en la ida.

Martes 05 de Marzo de 2019

El tricampeón Real Madrid se quedó prematuramente sin chances de ir por la cuarta Champions League consecutiva al caer hoy en la Casa Blanca, el estadio Santiago Bernabéu, goleado 4 a 1 por Ajax, de Holanda, que contó en sus filas con el actual capitán del seleccionado argentino, Nicolás Tagliafico, dando vuelta el 1-2 de la ida en Amsterdam.
El impacto generado hoy por Ajax al Real Madrid es tan fuerte que puede llevarse puesto inclusive a su entrenador, el rosarino Santiago Solari.
El equipo merengue se quedó con las manos vacías en esta temporada mucho antes de su final, eliminado de la Copa del Rey por Barcelona y de la Liga prácticamente lo mismo, tras sufrir otra derrota frente al conjunto capitaneado por Lionel Messi, también en el Bernabéu y con diferencia de apenas tres días. La de hoy fue, además, su cuarta caída consecutiva como local.
El Madrid venía de ganar tres Champions consecutivas (2016 en Milán, 2017 en Cardiff y 2018 en Kiev), algo que ningún equipo logró desde que esta competición adoptó el actual modelo en 1993, sumando 13 en su historial, un número glorioso hasta el año pasado, pero que ahora puede ratificar su influencia con la mala suerte.
Claro que esta debacle parecía tener hasta un anuncio y todo, porque los agoreros que rodean al club presidido por el hoy denostado Florentino Pérez (los hinchas pidieron la renuncia) hacían público un temor por este partido que parecía exagerado después del 2 a 1 con el que el equipo dirigido por el Indiecito se volvió de Amsterdam.
Pero a la luz de los hechos esos temores no eran infundados, porque los holandeses refrendaron su noche más gloriosa en el Santiago Bernabéu liderados por un excelso Tadic y terminaron por destapar las vergüenzas de un plantel que está muy lejos de lo que era un año atrás, y que día a día demuestra cuánto lo extraña al portugués Cristiano Ronaldo.
El partido que quería jugar Ajax se había dado por completo en el primer tiempo, con el resultado que necesitaba en sus alforjas, ya que se retiró al descanso ganando por 2 a 0.
A los 7 minutos ya había marcado el primero tras una pérdida de Reguilón (reemplazante del brasileño Marcelo, uno de los referentes "borrado" por Solari junto al galés Gareth Bale), en una jugada "maradoniana" de Tadic que definió Ziyech , y a los 20 ya tenía el pasaporte a los cuartos de final en el bolsillo con la segunda conquista de Neres tras otra asistencia del serbio.
Los merengues intentaron llegar al descuento que al menos los condujera a los penales. Solamente el atrevimiento del juvenil (18 años) Vinicius parecía ser la llave para abrir esa puerta, pero el brasileño se lesionó, lo mismo que Lucas Vázquez, y Solari tuvo que cambiar rápidamente de planes.
La "bala de plata" que no quería utilizar finalmente fue a la que tuvo que recurrir el entrenador argentino y así Bale se transformó en una alternativa que casi da sus frutos cuando estrelló un disparo contra el palo derecho, aunque la acción requería de pase al medio para la entrada de dos compañeros.
La segunda etapa vio por unos minutos en acción a dos actores protagónicos que hasta el momento estaban actuando como si fueran de reparto: el Balón de Oro, Luka Modric, y el francés Karim Benzemá. Pero todo duró lo que un suspiro, precisamente hasta que Tadic volvió a pararse en el centro de la escena y anotó el tercero.
La jugada comenzó con polémica después de que un jugador del Ajax impidiera que la pelota saliera por la línea de fondo, por lo que ante la duda, el VAR entró en acción, pero las dudas pervivieron y, ante ellas, el árbitro alemán Félix Brich decidió otorgarle la conquista a los holandeses, que también por la misma vía se vieron impedidos del empate en la ida, tras un tanto de cabeza del exIndependiente y Banfield, Tagliafico.
Marco Asensio logró el descuento con 21 minutos por jugar y entonces parecía que la historia podía caerse encima de los holandeses, pero no sucedió, porque Schone remató un tiro libre desde el costado izquierdo que hizo que Courtois no fuera Courtois, a tono con un Real Madrid que tampoco fue Real Madrid.
Por eso, después de casi una década y luego de ganar cuatro "orejonas" en los últimos cinco años, Real Madrid verá de afuera como otros candidatos, por ejemplo su vecino Atlético Madrid, en cuyo estadio Wanda Metropolitano se disputará la final, Manchester City, Juventus o el propio Barcelona irán por su herencia continental, aún cuando ellos no hayan querido firmar la sucesión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});