Ovación

Ahora que sí nos ven

Somos muchas, pero aún muchos clubes parecen no vernos lo suficiente.

Miércoles 22 de Agosto de 2018

La escasísima presencia de mujeres en las comisiones directivas de los clubes viene siendo tan injusta como histórica y en cada comicio, la ausencia femenina se pone más en evidencia. Sirva de ejemplo el presente eleccionario de Rosario Central.

En el club que viene realizando talleres con sus jugadores y es ejemplo en la batalla contra la violencia de género, al momento de elegir directivos, las mujeres brillan por su ausencia. Son 69 los cargos inscriptos, sólo se ven cuatro nombres femeninos y una de las tres listas directamente los obvió. Pero sería injusto decir que esto sucede sólo en Central. La actual comisión de Newell's supo tener unas pocas mujeres directivas pero ya no están.

En los clubes de barrio como Atalaya o en otros como Remeros, hay mujeres presidentas, aunque son la excepción. Ni hablar del lugar de la mujer en un puñado de clubes conservadores de la ciudad donde ellas no sólo no son dirigentes sino tampoco socias plenas. Es decir, por estatuto, aún en este siglo, sólo se las considera socias por adherencia de un socio varón. "Son" en tanto "esposas o hijas de", vulnerando el nuevo Código Civil y el derecho internacional.

Una canción que el feminismo ya hizo himno en las calles dice: "Ahora que estamos juntas, ahora que sí nos ven, abajo el patriarcado, se va a caer, se va a caer". Somos muchas, pero aún muchos clubes parecen no vernos lo suficiente. Más tarde o más temprano lo harán. Dependerá de nosotras y de los varones que también defienden nuestros derechos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});