Ovación

Aguerre levantó una muralla colosal

Ayer terminó de ganarse el puesto. Fue figura con atajadas notables.

Domingo 23 de Septiembre de 2018

Las manos de Alan Aguerre salvaron a Newell's. A un equipo que no respondió en el inicio del juego. Que sufrió tanto en los primeros 25' que no se entiende cómo no se reflejó eso en el resultado. O bien sí, porque todos los equipos juegan con un hombre que se para delante del arco para tratar de que no ingrese ninguna pelota y, en esta ocasión, acertó en todas las decisiones que tomó, más allá de las cuatro atajadas del primer tiempo con las que dejó el arco en cero para que luego sus compañeros pudieran hacer su parte para ganar.

   El empate estaba garantizado ayer. Aguerre hizo lo suyo. En gran nivel. A los 10' despejó al córner un buen cabezazo de Herrera. A los 13' repitieron los protagonistas, sólo que el arquero rojinegro también se hizo enorme para imponerse a un remate de Ribas en el área que pedía gol. A los 20' salió justo a atorar a Pereyra Díaz, que había quedado mano a mano como en un penal en movimiento. A los 41', tras un lateral, la pelota le quedó servida a Belmonte en el semicírculo del área y su remate que buscaba colarse junto a la base del palo izquierdo se fue al córner gracias a la gran estirada y reacción de Aguerre.

   Hizo todo bien. Si también salió a salvar en otras pelotas que llovían al área y que ninguno de sus compañeros lograban ganar en lo alto, como si los de Lanús fueran basquetbolistas y nada que ver.

   Y, además, el uno que trajo el entrenador por conocerlo de su último paso por Vélez también le aporta tranquilidad al equipo. No se queda bajo los tres palos y se anima con los pies, tiene personalidad. Sabe que está ante la gran oportunidad de adueñarse del arco leproso y no la quiere dejar pasar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario