Ovación

Aguerre: "Estábamos ilusionados y no quedamos conformes"

El arquero habló ayer con Ovación y dijo que a Newell's "le faltó ser más punzante arriba, en un partido parejo".

Martes 12 de Febrero de 2019

No es novedad que Alan Aguerre termine siendo el futbolista destacado de Newell's. Desde que ocupa el arco rojinegro mantuvo un nivel parejo y es habitual que termine como figura. La actuación del domingo adquiere mayor relevancia porque se trató de un clásico y sus atajadas fueron decisivas para que Central no se lleve el triunfo. El arquero le contó ayer a Ovación que es "gratificante" el reconocimiento que tuvo por su rendimiento, pero aclaró que lo que "más le interesa es ayudar al equipo y mejorar este momento de Newell's". Aseguró que estaban "ilusionados" con un triunfo y que no se fueron "conformes" con el empate. Consideró que les faltó "ser un poco más punzantes arriba", y manifestó que la lepra se encuentra en condiciones de mejorar esta campaña. "Me deja tranquilo que hacemos los méritos para ganar los partidos. Lo que me gusta es que somos un equipo protagonista en cualquier cancha", dijo.

¿Cuál es la sensación que te dejó el clásico?

La de haber vivido un lindo partido, haber entrado a la cancha y sentir lo que significa un Newell's y Central. Analizándolo más tranquilo, pienso que fue un partido parejo, en el que Newell's tuvo todo el tiempo la pelota. Nos faltó en la parte final de la cancha generar más situaciones de gol, ser un poco más punzantes arriba. Central se cerró atrás, intentando contraatacar. Los tuvimos custodiados la mayor parte del partido, sacando esos minutos finales. En definitiva, el empate está bien.

¿Cómo les cae el empate?

Nosotros estamos necesitados de triunfos. No quedamos conformes porque estábamos muy ilusionados con ganar. También cuando no se pueda ganar es importante no perder. Pero Newell's buscó la victoria. Un triunfo hubiese sido un puntapié inicial para encarar de otra manera lo que resta del torneo, pero bueno ahora tendremos que salir a ganar el partido en la cancha de San Lorenzo.

Ultimamente el clásico es adverso a Newell's. Sumar un punto en este ciclo incipiente de Bidoglio, ¿no les da al menos la posibilidad de dar vuelta la página sin efectos negativos y mirar hacia adelante?

Es bueno seguir invicto en esta etapa de Héctor y no perder en el año, pero no lo tomo así. Era una muy linda manera de arrancar ganando en el año, porque no lo habíamos hecho en los otros dos partidos, y qué mejor contra Central, con quien veníamos mal en los últimos clásicos. Por eso no lo tomo como decís, porque era mucha nuestra ilusión, y además venimos haciendo un mejor torneo que Central.

En los últimos minutos fue cuando tuviste mayor participación, ¿por qué Newell's se quedó?

Porque intentamos todo el tiempo, fuimos protagonistas y el equipo que más desgaste hizo. Ellos vinieron a contraatacar. Es su fútbol, su manera de jugar, y está bien. Nos taparon bien la salida, a Rivero. Los volantes de Central presionaron bien. Rinaudo lo tuvo controlado a Formica todo el tiempo, por lo que no teníamos ese pase. Y la Fiera tenía una marca constante. Trataron de cortar nuestro circuito. Pasó lo normal, un desgaste lógico, con mucho calor, estaba pesado, y sobre el final del partido ellos cambiaron tres jugadores arriba, que entraron bien. Eso hizo que tuvieran esas chances.

El futbolista siempre tiene la esperanza de que se convierta un gol hasta en el último segundo. Pero cuando veías que Central se aproximaba, ¿no pensaste que lo mejor era cerrar el partido y no perderlo?

No, porque creía que cuando se vinieran ellos, iban a dejar espacios. Quizás no fueron tantas las subidas de los laterales de Central, sí un poco más por el lado izquierdo, con Parot, pero los volantes también atacaban. Nosotros teníamos jugadores rápidos adelante. Héctor había puesto a Alexis (Rodríguez), que es rápido, a Insaurralde, que tiene mucha dinámica, y a Torres sobre el final. Se prestó para el palo y palo.

Si bien cometieron varias infracciones y Central trató de meterles el balón adentro del área, no tuvieron problemas con la pelota parada, ¿coincidís con que fue así, que marcaron bien de arriba?

Sin dudas. Los controlamos muy bien, siendo que tienen un buen juego aéreo. Zampedri va bien de arriba, pero Fontanini y Callegari ganaron mucho los duelos. En el segundo tiempo Central trató de tirar pelotazos, sobre todo para el lado de Camacho, pero igual lo controlamos bien. Me parece que estuvimos bien afirmados y controlamos el partido. En el primer tiempo prácticamente no toque la pelota y eso habla bien del trabajo no sólo de los defensores y los volantes defensivos sino de que el equipo, que presionó bien la salida de ellos y les hicimos jugar un partido incómodo.

Una actuación tuya como la del domingo, sumado a todo lo bueno que venías haciendo, ¿cuánto te sirve para la confianza?

Muchísimo. Partidos así me dan mucha confianza por la trascendencia que tiene un clásico rosarino, por la manera en la que se vive. Tenés que demostrar todo el tiempo de lo que sos capaz, y más contra Central.

¿Cuál de las tres atajadas que tuviste fue la que más te exigió?

Sin dudas la de Herrera. En un rechazo nuestro, le queda a Camacho que patea de afuera del área. Esa pelota se iba al lateral y la encuentra Herrera. Por suerte pude reaccionar y sacarla al córner.

El afecto de la gente, que te fuiste ganando desde que sos titular, ¿lo percibís?

Sí. El afecto que me tiene el hincha de Newell's me lo hace saber en la calle, en el día a día. Les estos muy agradecido. Pero no me interesa hablar mucho de eso porque el afecto nos lo ganamos adentro de la cancha.

En los últimos cuatro partidos te hicieron un solo gol y en seis encuentros de local apenas una vez te convirtieron, ¿tuviste en alguna otra ocasión en tu etapa de futbolista una racha parecida?

En Vélez creo que también tuve una racha de seis partidos sin que me conviertan. No estoy seguro pero me parece que es la más larga de Vélez. Es importante que nos conviertan pocos goles. Este es un equipo que trabaja bien en lo defensivo, todos corren y colaboran, y eso hace que me simplifique mucho más el trabajo.

¿Qué es lo que te pasa cuando de manera unánime te consideraron la figura del clásico?

Si bien es gratificante para tu trabajo, para lo que venís haciendo en la semana, lo que más me interesa es ayudar al equipo y que mejore este momento de Newell's, meterlo en una copa y aumentar el promedio, que son nuestros objetivos.

Ya te había tocado jugar un clásico, por Copa Argentina, pero sin público, ¿cómo fue participar de uno con hinchas y la espera de la previa?

Es algo distinto a lo que estaba acostumbrado. Ya mismo cuando arrancamos el año sabíamos que en la 3ª fecha jugábamos el clásico. La 1ª fecha era con Boca pero sin duda importaba más el partido con Central. En la semana previa a Unión ya se palpaba en la ciudad lo que iba a ser el clásico. Y la semana del partido fue impresionante. Me tocó ir al banderazo con 20 mil personas. Quedé muy sorprendido. No me imaginaba que era así. Y el domingo, cuando fuimos llegando a la cancha, ver ese ambiente y salir a hacer la entrada en calor con la cancha prácticamente repleta cuando faltaba una hora para que comience el partido, fue increíble.

Siguen invictos con Bidoglio, ¿qué es lo que les falta y qué te deja conforme del rendimiento del equipo?

Lo que me gusta es que somos un equipo protagonista en cualquier cancha. Jugamos contra un equipo con calidad individual como es Boca y fue un partido en el que colectivamente lo superamos. Después fuimos a una cancha muy difícil como la de Unión y también manejamos el partido, tuvimos el control del juego. Y el domingo, si bien fue el encuentro que menos situaciones de gol tuvimos, el control fue nuestro más allá de que Central nos neutralizó. Eso es lo que me deja conforme y me hace pensar que van a venir buenos partidos. Tenemos un gran equipo y a la larga eso termina redituando. Me deja tranquilo que hacemos los méritos para ganar los partidos. Igualmente tenemos muchas cosas por mejorar, pero vamos por el buen camino. Tenemos una idea, confiamos en ella y los resultados van a venir. Todo este buen trabajo que venimos haciendo no se refleja en los resultados y entonces quizás todo cuesta el doble, aparecen las críticas y empiezan las dudas, aunque nosotros tengamos las cosas claras. Sería bueno ganar lo antes posible por la necesidad de resultados que tenemos.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario